Drazen Petrovic: Dos décadas sin el 'genio del básket'

Drazen Petrovic enamoró a propios y extraños con su manera de jugar al baloncesto... aficionados y no, le recuerdan por lo que hizo y lo que pudo haber hecho.

Fue un 7 de junio, pero de 1993. El baloncesto perdía a una de sus mayores figuras, también a un caballero fuera de la pista que se transformaba en genio cuando el balón estaba entre sus manos, sorprendiendo a propios y extraños.

 

Desgarbado y ausente fuera, se transformaba en una pista de básket tocando el cielo con una carrera cimentada en la élite  para tocar el cielo con las manos, lugar que visitó demasiado pronto, dejando huérfano a un deporte del que fue uno de los reyes.

 

Además, otro capítulo en su historia merece su relación con Divac, la historia de la amistad entre él y el propio Petrovic ha dado mucho que hablar. Aquí, solo unas imágenes de lo que fue su carrera y de lo que pudo haber sido.