... y el sector de la hostelería cree que la lluvia ha perjudicado en exceso a la Fiesta de la Moto

La lluvia hizo acto de presencia durante varios momentos del fin de semana. JOSÉ Á. GALLEGO

El presidente de los hosteleros de Valladolid, Jaime Fernández, también confía en que el año que viene habrá Pingüinos y no Fiesta de la Moto para tener mayor repercusión.

“Hay que hacer un balance positivo, en el que la única pega ha sido la lluvia”. El presidente de la Asociación de Hostelería de Valladolid, Jaime Fernández, lo tiene claro. La Fiesta de la Moto que se ha celebrado este pasado fin de semana en la ciudad ha sido “un éxito”, pero la meteorología ha empañado un poco la participación y las actividades.

 

“Ha deslucido muchísimo, porque frío y nieve se pueden aguantar bien, pero la lluvia ha sido un gran inconveniente”, asegura antes de analizar lo propio de su sector, y es que los hosteleros organizaron la llamada ruta motera de tapas en la que se podían degustar deliciosos manjares en los bares y restaurantes del centro. “Estamos satisfechos, con toda las trabas, inconvenientes, confusiones que se han hecho de esta Fiesta, creo que ha salido bien para ser la primera”.

 

Aunque la apuesta está clara, para el año que viene hay que recuperar Pingüinos en toda su magnitud. “Siempre lo he dicho, esto iba a ser un puente para la próxima edición de Pingüinos, lo que se ha podido demostrar es que tantas críticas a las instalaciones es que sí se puede. Yo a muchos les sentaría a reflexionar, a todos los que han puesto pegas y a aquellas instituciones que no han apoyado. Hay que darse cuenta de que lo importante es el nombre de Valladolid, olvidarnos de las demás cosas. El Ayuntamiento ha hecho un esfuerzo grandísimo, se han implicado a tope y se ha conseguido mantener ese poso”, hace ver Fernández.

 

Eso sí, como los hosteleros ciegos no son, han podido ver críticas a la falta de gente respecto al mencionado Pingüinos y hay cosas que se pueden mejorar. “Muchísimas cosas”, puntualiza el empresario. “Pero hablamos de solo mes y medio de plazo para organizar todo. Yo soy motero, conozco a gente que ha venido y me ha dicho que se ha organizado muy bien, aunque se podían haber hecho cosas mejor como los accesos, que los conciertos empezaran más pronto... pero estoy contento con el número de inscripciones, ha venido mucha gente y no ha estado mal de ocupación”.

 

¿Entonces, definitivamente se trata de recuperar Pingüinos para 2017? “Ya está recuperado, esto ha sido solo el puente, aunque para entonces se montará mucha gente en el barco. Como se ha conseguido, habrá gente que se ponga las pilas. Es triste pero es así. Para el año que viene será Pingüinos 2017, no nos planteamos otra cosa”, concluye Fernández.