Dos mil personas reclaman en Valladolid subidas salariales para activar empleo

Los manifestantes en la plaza Mayor. A.MINGUEZA
Ver album

Los secretarios regionales de UGT y CCOO, Ángel Hernández y Agustín Prieto, han detallado la situación que ha motivado la protesta, en una manifestación que ha discurrido desde la Plaza Colón hasta la Plaza Mayor.

Más de 2.000 personas, 350 según fuentes policiales, se han manifestado en Valladolid en una marcha que ha comenzado pasadas las 12.30 horas en la plaza de Colón para luego discurrir por el centro de la capital hasta la Plaza Mayor. En ella, los secretarios regionales de UGT y CCOO, Ángel Hernández y Agustín Prieto, han detallado la situación que ha motivado la protesta.
 

Así, Hernández ha recordado que desde el año pasado se ha puesto en marcha una campaña de sensibilización sobre el salario, como elemento de reactivación del país, "dado que el 80 por ciento del PIB esta basado en el consumo interno".
 

 

Por ello, para Hernández, "ahora que toca negociar los convenios", es necesario unir, por un lado, la negociación colectiva y su defensa, porque la Reforma Laboral contenía elementos "llamativos y de fácil visualización por los trabajadores", como la reducción de las indemnizaciones por despido.


Sin embargo, "lo más grave" gira en torno a la desarticulación del convenio colectivo. Ahora, según ha explicado el representante de CCOO, una vez que vence un convenio, pasado doce meses de la negociación, dicho acuerdo expira.
 

A pesar la existencia de sentencias judiciales en defensa de esta situación "todavía hay una indefensión" social y un "vacío" legal. "El estatuto de los trabajadores remite que las aplicación de las condiciones del trabajador tienen que estar recogidas en dicho texto, y ahora hay casos de empresas que ya no cuentan con convenio y no se pude legislar", ha añadido.


CONTACTOS CON LA PATRONAL
 

Estos asuntos y otros son los que sindicatos han hecho llegar a la patronal. Entre ellos, la "necesidad" de establecer a nivel regional para criterios globales de recomendación a los negociadores de los convenios e intentar resolver en la Región, a través del Serla, la sustitución de un convenio por otro.
 

Igualmente, ha ironizado sobre la respuesta obtenida por la patronal a la carta enviada desde sindicatos. "Sólo nos han indicado que el listado de convenios contenía algunos errores, pero sin especificar", contestación que a su juicio "delata la capacidad intelectual y de negociación que tiene la propia patronal".
 

En este sentido, Hernández ha adelantado que ambos sindicatos concretarán más las peticiones en el momento en el que se abrirá la "senda de negociación", uno a uno, y la forma de solventar en Serla los mecanismo de arbitraje para la sustitución de convenios.
 

Finalmente, ha anunciado una serie de movilizaciones desde este domingo hasta el 1 de mayo en función de la capacidad de respuesta, o a nivel global o en cada uno de los lugares donde está llamada a negociar. "Hoy es el inicio en la calle para empezar a situar este conflicto en el mundo del trabajo y de la política", ha concluido.



"ESTAMOS HARTOS"
 

"Estamos hartos", así se ha expresado el secretario general de UGT en Castilla y León, Agustín Prieto, para quién mientras la situación mejora y los datos económicos apuntan a la recuperación, "lo que va tan bien no lo ven los trabajadores".
 

En este sentido, ha considerado que la "única" forma de trasladar esta mejora es con la creación de empleo, "y al ritmo que se tiene que crear", con el objetivo de recuperar los derechos de los trabajadores y el poder adquisitivo.
 

Al hilo de esto, Prieto ha incidido que la recuperación salarial llevará consigo la económica. Por este motivo, se necesitan salarios, que conllevan capacidad de compra y, por ende, generación de empleo en "servicios imprescindibles" para esta recuperación.
 

En cuanto a la patronal, ha tachado su postura de "inadmisible". "La negociación es buena, incluso, para los empresarios para evitar la Ley de la Selva", ha apuntado Prieto antes de definir de "perogrullo" el hecho de que la patronal haya anunciado negociones provinciales. "El problema es que no se negocia en ningún lado", ha destacado.
 

Por su parte, el candidato de IU a la Junta de Castilla y León, José Sarrión, ha definido también como "inadmisible" que en situación de "urgencia social", convivan 200.000 trabajadores sin convenio en la Comunidad.
 

"Los trabajadores sólo pueden tener derecho unidos, esta es la filosofía del sindicalismo que el PP ha inetendo eleminar tras la Reforma Laboral", ha señalado Sarrión, que considera "necesario" defender la unidad de los trabajadres a través de la lucha colectiva.