Dos menores heridos por un hombre que les disparó cuando se bañaban sin permiso en su piscina

Dos menores de 16 y 17 años se encuentran ingresados en observación del hospital neurotraumatológico tras haber recibido dos perdigones en las piernas que les disparó un vecino de Torredonjimeno tras sorprenderlos en su piscina.

El suceso tuvo lugar sobre las 00,20 horas de este miércoles cuando un grupo de cuatro jóvenes, que al parecer ya habían entrado en más de una ocasión en esta parcela situada en el camino de la Celada, se encontraban disfrutando de la piscina. El hecho de que el propietario de la misma, cuya identidad no ha trascendido y de una edad media, les recriminara la actitud y éstos se encararan con él, le llevó a echar mano de su carabina de aire comprimido y comenzar a disparar sobre ellos.

Los dos jóvenes que resultaron heridos, según han informado fuentes sanitarias, se encuentran en perfecto estado y presentan cada uno de ellos una herida de perdigón en las piernas. Está previsto que a lo largo del día reciban el alta médica, una vez que les han extraído los perdigones y están siendo tratados con antibióticos para prevenir posibles infecciones.

 

Los otros dos jóvenes a los que no les alcanzaron los perdigones fueron trasladados a su domicilio donde se informó a los progenitores de lo sucedido.

El autor de los disparos se encuentra detenido por la Guardia Civil que está ultimando las diligencias para trasladarlas al juzgado de Martos. Se le imputa inicialmente un delito de lesiones. También está previsto que quede en libertad en las próximas horas, según ha informado la Guardia Civil a Europa Press. El arma definida como "arma de fuego de aire comprimido de categoría 3.3" le ha sido intervenida por la Guardia Civil.

El concejal de Seguridad Ciudadana de Torredonjimeno, Antonio Bueno, ha dicho que el presunto autor de los disparos es un vecino que no tiene ningún tipo de antecedente, "una persona normal que por lo que sea ha reaccionado de esta forma".

Mientras tanto, existen versiones contradictorias de si los menores fueron sorprendidos dentro de la piscina o cuando iban a acceder a la misma, aunque lo que sí coinciden es que no era la primera vez que accedían sin permiso al interior de la parcela del presunto autor de los disparos.