Dos explosiones en la línea de meta de la Maratón de Boston provocan al menos tres muertos, entre ellos un niño de ocho años

Al menos 64 de los heridos han sufrido amputaciones en sus miembros inferiores, según 'The Boston Globe'. En total, hay más de 100.

El balance de víctimas por las explosiones que se han producido este lunes en el Maratón de Boston ha ascendido a tres muertos y más de 100 heridos, según han informado las autoridades y las fuerzas de seguridad locales.

  

En una rueda de prensa, el comisario de la Policía de Boston, Ed Davis, ha anunciado que la cifra de fallecidos ha pasado de dos a tres. El diario 'The Boston Globe', ha detallado que entre ellos habría un niño de ocho años de edad.

  

El gobernador de Massachusetts, Deval Patrick, ha indicado que más de 100 personas han resultado heridas. El 'Boston Globe' ha especificado que la cifra de lesionados asciende a 125, varios de ellos en estado grave.

  

Interrogado sobre si ha sido un ataque terrorista, Davis ha contestado al periodista: "En este momento no estamos siendo definitivos, pero puedes llegar a tus propias conclusiones basándose en lo que ha ocurrido". "Es demasiado pronto para llegar a una conclusión sobre la motivación", ha zanjado.

  

Además, el jefe policial ha aclarado que no hay ninguna persona detenida por estos hechos. "Estamos interrogando a mucha gente, pero no hay nadie en custodia", ha subrayado. Fuentes policiales han revelado que entre los interrogados hay una "persona de interés" que ha resultado herida.

  

Davis también ha aclarado que, aunque en un principio se ha informado de una tercera explosión en la Biblioteca JFK de Dorchester, podría tratarse "de un objeto incendiario o de un fuego", pero que, en cualquier caso, no está relacionado con las otras dos explosiones.

  

Por su parte, el FBI ha informado, en la rueda de prensa conjunta, que a partir de este momento se hará cargo de la investigación sobre las dos explosiones que han tenido lugar cerca de la línea de meta del Maratón de Boston.

  

Al menos 64 de los heridos han sufrido amputaciones en sus miembros inferiores, según 'The Boston Globe', que ha confirmado que varios de estas víctimas se encuentran en estado crítico. El diario estadounidense ha publicado un vídeo en Youtube donde puede verse el momento de las explosiones.

  

El comisario de la Policía de Boston, Ed Davis, que ha comparecido ante los medios, ha explicado que las explosiones se produjeron sin aviso previo en torno a las 14.50 (hora local), de forma simultánea y a escasas decenas de metros de distancia en la calle Boylston.

  

Además de las explosiones ocurridas junto a la llegada de la carrera, se ha producido un tercer "incidente" en la biblioteca JFK, según Davis. Las autoridades todavía no han podido confirmar si existe relación entre ambos escenarios, aunque trabajan sobre esta hipótesis.

  

Davis ha ofrecido a la población dos teléfonos, uno de ellos para que puedan llamar familias y allegados de las posibles víctimas y otro para recopilar pistas sobre lo ocurrido. La Policía ha advertido que todas las bolsas abandonadas por las personas que huyeron del lugar de las explosiones están siendo tratadas como "posibles artefactos".

  

Tanto Davis como el gobernador de Massachusetts, Deval Patrick, han pedido a la población que permanezca en sus casas u hoteles y se aleje de zonas concurridas. Patrick, no obstante, ha recalcado que se han reforzado las medidas de seguridad en Boston y ha llamado a la "calma" a los ciudadanos.

 

MOVILIZACIÓN A TODOS LOS NIVELES

  

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se ha puesto en contacto con el alcalde de Boston, Tom Menino, y el gobernador de Massachusetts, Deval Patrick, a raíz de lo ocurrido.

  

Un portavoz de la Casa Blanca ha explicado que Obama ha llamado a Menino y a Patrick "para mostrar su preocupación por los heridos y dejar claro que su administración está dispuesta a proporcionar todo el apoyo que sea necesario".

  

El mandatario fue informado de las explosiones en torno a las tres de la tarde (nueve de la noche en la España peninsular) y, poco después, mantuvo encuentros con su asesora de Seguridad Nacional, Lisa Monaco, y otros miembros de su círculo de confianza.

  

La Policía de Nueva York y la de Washington, así como la de otras grandes ciudades de Estados Unidos, han aumentado la seguridad en puntos sensibles como medida de precaución. En el caso de Washington, las fuerzas de seguridad han acordonado la zona situada inmediatamente delante de la Casa Blanca.

  

Las autoridades han extendido también esta prevención a la aviación, con el cierre temporal del espacio aéreo sobre Boston y la interrupción de la actividad en el Aeropuerto Internacional Logan.

  

El Departamento de Justicia norteamericano ha puesto todos sus recursos ha disposición de las explosiones de Boston, según una fuente de este Ministerio consultada por Reuters.

 

OBAMA, INFORMADO

 

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, recibe información periódica de lo ocurrido, según ha informado la Casa Blanca. Al vicepresidente, Joe Biden, el suceso le ha pillado en un acto sobre control de armas. "No sé los detalles, qué lo causó, quién lo hizo", ha declarado. "Nuestras oraciones están con las personas de Boston que han sufrido heridas", ha añadido, en declaraciones recogidas por el portal de noticias 'Politico'.

  

La Policía de Nueva York ha aumentado la vigilancia en algunos de los lugares más concurridos de Manhattan, así como en hoteles, como medida de precaución tra sla explosión registrada en Boston, ha informado el subcomisario Paul Browne. Asimismo, se han desplegado vehículos especialmente preparados para la lucha antiterrorista.

Imagen del lugar de la explosión

Noticias relacionadas