Dos detenidos por hacerse pasar por inspectores de la luz para robar a ancianos en Barcelona

El subjefe de investigación criminal del área metropolitana, Josep Antoni López

Los Mossos d'Esquadra han detenido a dos hombres españoles de 23 y 24 años por presuntamente entrar en domicilios de ancianos en Barcelona y diversas localidades del Vallés (Barcelona), haciéndose pasar por operarios de la luz para robarles dinero y joyas.

Los presuntos ladrones iban equipados con pantalones con franjas reflectantes, una acreditación falsa, documentos con el sello de la empresa y de la Generalitat y material de medición eléctrica como 'tásers' --concepto que ha dado nombre a la operación--, y utilizaban un vocabulario muy técnico con el que se ganaban la confianza de las víctimas, que les dejaban entrar en la casa, ha informado el subjefe de investigación criminal del área metropolitana de Barcelona de Mossos d'Esquadra, Josep Antoni López.

Una vez dentro, uno de ellos se dedicaba a distraer a las ancianas --la mayoría mujeres de entre 65 y 92 años, algunas con movilidad reducida-- mientras el otro, que previamente había pedido una escalera, se paseaba por la casa emulando la comprobación del aislamiento de los enchufes.

El presunto ladrón entraba en la habitación principal y robaba joyas y dinero, y en alguna ocasión, libretas bancarias que nunca llegaron a utilizar, y si su compañero fallaba en la distracción, utilizaba la escalera, que siempre cogía con guantes "para no dejar huellas" cuando atrancaba la puerta.

En total se les imputa "con toda seguridad" 21 robos, ha destacado es subinspector López --que ha matizado que se investigan otros 40 más que podrían haber realizado--, valorando la cantidad sustraída en dinero y joyas en 91.000 euros, siendo el golpe más grande de 12.000.

VENTA

Para sacar beneficio a las joyas presuntamente robadas, los detenidos acudían a un establecimiento 'Compro Oro' del barrio barcelonés de El Raval regentado por dos personas de nacionalidad india, que "no expedían el contrato obligatorio en este tipo de transacciones".

Las denuncias de los afectados y el hecho de que los presuntos ladrones tuvieran antecedentes por los mismo hechos, llevaron a los agentes a hacer un seguimiento de los dos individuos y, el 23 de septiembre fueron detenidos al salir de la tienda de compra venta de joyas en la que también se detuvo a los trabajadores de la tienda, vecinos de L'Hospitalet de Llobregat y Barcelona, y de 30 y 49 años, por un delito de receptación.

También se realizó una entrada y registro en el domicilio de uno de los detenidos en los que se encontraron joyas que constaban como robadas.

Los Mossos tiene constancia de que llevaban realizando este tipo de robos desde junio y a un ritmo medio de tres veces por semana.

Los detenidos, que tienen otros procesos abiertos por hechos similares, pasaron a disposición judicial por un delito de hurto en interior de domicilio y apropiación indebida, y el juez decretó su ingreso provisional en prisión, mientras que los trabajadores de la tienda quedaron en libertad con cargos.