Dos décadas trabajando por la discapacidad

Presentación del 20 aniversario del INICO (Foto:F.Rivas)

El INICO celebra la apertura de sus puertas hace 20 años. A pesar del esfuerzo, su labor es ahora es tanto o más necesaria.

El Instituto Universitario de Integración en la Comunidad (INICO), dependiente de la Universidad de Salamanca (USAL), celebra sus 20 años trabajando por nuevos avances en la discapacidad.

 

Este centro abrió sus puertas en 1996, cuando “no había visibilidad de la discapacidad”, y, a día de hoy, sigue siendo el único de estas características que se centra en este ámbito dentro de la Universidad pública española, según ha explicado su director, Miguel Ángel Verdugo.

 

Junto a la vicerrectora de Internacionalización de la USAL, María Ángeles Serrano, el subdirector del centro, Ángel Fernández, y representantes de los seis grupos de trabajo del INICO, Verdugo ha destacado la “contribución modesta pero significativa” de los proyectos del Instituto.

 

Durante estos años, el centro ha sumado 1.295 publicaciones, 1.825 aportaciones a congresos o 542 proyectos de investigación, con la aportación también de unos 40 profesores y unas 25 personas contratadas en la actualidad.

 

Sobre el futuro, el subdirector ha explicado que la idea es consolidar y mantener lo presente y dotar al centro de un nuevo impulso gracias al nuevo plan estratégico, aprobado en enero y con vigencia para cinco años.

 

Respecto a esas líneas de actuación, el Instituto Universitario de Integración en la Comunidad incidirá en la formación especializada y en los proyectos de investigación con contratos que permitan también la consultoría y la prestación de servicios.