Dos años de prisión por pegar a un profesor del centro en el que estudiaba su hija

El Juzgado de lo Penal número 4 de Málaga ha impuesto a un padre una pena de dos años y cuatro meses de prisión por pegar a un profesor del centro en el que estudiaba su hija. Al hombre se le condena por los delitos de atentado a la autoridad y de lesiones, en concurso.

Así lo ha confirmado a Europa Press el letrado Francisco Granados Romero, abogado del sindicato ANPE y que ha representado a la víctima como acusación particular, quien ha asegurado que la sentencia no es firme, sino que se puede recurrir ante la Audiencia Provincial malagueña.

Los hechos sucedieron en octubre de 2012. En la sentencia se considera, según ha indicado, que el acusado acudió al centro junto con otros familiares por un supuesto incidente previo entre su hija y el profesor, quien, ante la actitud del progenitor, se dispuso a abandonar la sala donde estaban, momento en el que fue golpeado.

El abogado ha asegurado que su cliente sufrió pérdida de audición en un 20 por ciento en un oído, así como de un diente. Ha indicado que tiene la intención de recurrir la sentencia porque inicialmente se pedía una condena de tres años y porque se solicitaron 6.000 euros por daños morales y sólo se han concedido 1.000 euros.

Además, ha dicho que se le ha ocasionado una serie de perjuicios, consecuencia de que el profesor fue trasladado de centro educativo. Según la información publicada por el diario 'SUR', el abogado del padre, por su parte, ha señalado que lamentan que el juez haya querido dictar una sentencia "ejemplarizante" en este caso y que apelarán porque estiman que existen "cuestiones que hay que valorar".