Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Dos años de prisión por colocar cámaras en los aseos de un colegio y grabar videos

Era profesor del centro.

La Audiencia Provincial de Zaragoza ha condenado a dos años de prisión al profesor Miguel Ángel P.G., que colocó cámaras en los baños del colegio de la capital aragonesa en el que impartía clases, como autor de un delito contra la intimidad de varias personas.

 

La Sección I de la Audiencia le ha inhabilitado también, durante el tiempo de condena, para el ejercicio de la profesión relacionada con menores. Deberá pagar una multa de 15 meses a razón de seis euros diarios.

 

En la sentencia, el tribunal señala que Miguel Ángel P.G. grabó, entre principios de 2013 y el 26 de marzo de 2014, más de un centenar de archivos informáticos de video en varios aseos del centro en el que trabajaba. Una empleada encontró una cámara y dio aviso a la Policía.

 

El condenado presenta un trastorno sexual o parafilia denominada 'voyeurismo', que se manifiesta en la conducta de observar ocultamente a personas --generalmente desconocidas-- cuando están desnudándose, desnudas o en plena actividad sexual, que les provoca excitación sexual, sin que ello limite su capacidad de comprender y de actuar conforme a esa comprensión.