¿Dónde puede un vallisoletano disfrutar la 71 edición de la Vuelta a España?

UNIPUBLIC

La ronda española comienza este sábado 20 de agosto con los grandes nombres del ciclismo mundial pero una pega: el gusano de colores pasa a muchos kilómetros de Valladolid.

 

Si fuera un álbum de cromos, la 71 edición de la Vuelta a España que comienza este sábado 20 de agosto tendría a los más deseados por los coleccionistas. Con la decepción del papel en el Tour, donde se retiró tras varias caídas, y la de no poder ir a los juegos de Rio, Alberto Contador se ha fijado esta grande como uno de los objetivos principales. No lo tendrá fácil porque Movistar llega con todo a la salida en Ourense, con Valverde y sobre todo con Nairo Quintana, tercero en la última edición del Tour de Francia. Y por supuesto la gran sensación del ciclismo actual, un imparable Chris Froome ganador de las dos últimas ediciones del Tour y con dos medallas olímpicas de bronce en su palmarés, ambas en contrarreloj, en 2012 y 2016. Junto a ellos, segundas espadas como Esteban Chávez, Scarponi Atapuma buscarán sus opciones.

 

Con esas credenciales la Vuelta a España se prevé llena de emoción y de mucho nivel. Pero con una pequeña gran pega para los vallisoletanos... no hay etapas cerca de la ciudad. Y es que en este 2016 el recorrido apenas roza Castilla y León por lo que los aficionados que quieran vivir 'in situ' la emoción del ciclismo tendrá que sumar kilómetros.

 

A una hora de viaje en coche se encuentra la salida de etapa más próxima a Valladolid. Será el día 27 de agosto, desde la localidad zamorana de Villalpando, en la ruta de la A-6, con final en alto de Primera Categoría, la subida asturiana de La Camperona. 

 

La siguiente etapa en esta particular vuelta para los aficionados de Valladolid sería la que une el día 28 Cistierna, en León, con el Alto del Naranco en Oviedo. La localidad leonesa está a dos horas justas, en coche, de Valladolid, y hasta el final de etapa, un puerto catalogado como de Segunda Categoría, habría una hora más.

 

También a dos horas en coche se encuentra Puebla de Sanabria, al lado del lago glaciar del que toma el nombre. En este municipio zamorano se encuentra la meta de la séptima etapa, el día 26 de agosto, un final llano bueno para los esprinters que superen previamente los tres puertos de Tercera que guarda la jornada. 

 

Por último, entre las opciones 'asequibles' para ir y volver en el día, está el final que se vivirá el 31 de agosto en Peña Cabarga, a unos kilómetros al sur de Santander. Algo más de dos horas y media es lo que le llevará a un vallisoletano llegar hasta el punto donde se situará la meta de una etapa llana pero con un final explosivo, donde tendrán que salvar en los últimos 5 kilómetros cerca de 500 metros de desnivel positivo con pendientes de hasta el 18 por ciento según detalla la organización de La Vuelta.

 

Más allá de estas opciones, lo cierto es que los siguientes puntos de salida o llegada se encuentran algo más alejados. Entre el 26 de agosto y el 2 de septiembre la ronda española transcurrirá por la cornisa cantábrica, con final en Lagos de Covadonga o salida en Bilbao, entre otros. Opciones algo más lejanas pero que los amantes del ciclismo, y también los que aprovechen estas ocasiones para viajar, pueden disfrutar para ver a las estrellas del ciclismo ascender hasta la gloria del maillot de líder.