¿Dónde están los veinticinco radares ‘escondidos’ en Valladolid?

El rádar de la Avenida de Burgos es uno de los cinco multicarril en Valladolid. AYUNTAMIENTO

Estos aparatos para sancionar a quienes incumplan las normas al volante se encuentran repartidos en cinco multicarril, ocho de semáforo y doce fijos simples. Te contamos dónde están todos.

VEINTICINCO RADARES EN VALLADOLID

 

Cinco multicarril.

 

Doce fijos simples.

 

Ocho de semáforo.


 

*Al final del texto tiene el mapa descargable con la localización de todos ellos.

No hay sensación más desagradable que la de llegar a casa y encontrarse con esa dichosa carta. Sí, tal día a tal hora, incumplió las normas de circulación al volante, ya sea por exceso de velocidad o por saltarse un semáforo, y ahora toca rascarse el bolsillo para pagar por sus ‘pecados’. Y es que en Valladolid es relativamente fácil que esto suceda, gracias a los veinticinco radares repartidos por toda la ciudad y que vigilan día y noche que se cumpla la ley del asfalto.

 

Los hay de tres tipos, dispuestos a soltar ese tan temido flashazo para aquellos despistados que no se sepan dónde se encuentran estos aparatos. El primer tipo es de los llamados multicarril, los estrenados hace apenas unos meses por el Ayuntamiento de Valladolid –el nuevo equipo de Gobierno se excusa en que los puso el anterior- y que tienen la facultad de vigilar varios carriles al mismo tiempo, hasta cuatro, como su mismo nombre indica.

 

De estos existen cinco en la ciudad, entre los que se encuentran el de la Avenida Zamora, justo antes de llegar al centro comercial Vallsur, o el de la subida de Doctor Villacián, esa que permite llegar de la Avenida Salamanca a Parquesol. También está el de la rotonda de San Agustín, camino a Laguna de Duero, que tuvo su polémica porque tardó en activarse algo más que sus compañeros, que ya pone multas a diestro y siniestro como los demás.

 

Da igual de día que de noche, llueva o haga sol. No merece la pena despistarse al volante si uno no quiere encontrarse con el disgusto de una sanción económica. Porque hay más que los de multicarril, claro. Los veinte restantes se dividen en doce fijos simples y ocho de semáforo.

 

Los del primer tipo son los más básicos y, por tanto, los más numerosos, pese a que sancionen exactamente igual que los otros. Los más transitados para aquellos espabilados que acostumbran a circular por el centro de Valladolid se encuentran en el Paseo Zorrilla a la altura de la Plaza de Toros, en Isabel La Católica junto al Puente Mayor o frente al Museo de la Ciencia, en la Avenida Salamanca. No faltan en varios puntos de la ciudad como la Avenida de Santander o en el Paseo de Arco de Ladrillo.

 

Por último, los ocho de semáforo no necesitan demasiada presentación. Si alguna vez ha intentado apurar el rojo cuando va con prisa, es probable que haya tenido que pegar un frenazo repentino en lugares como la Plaza de Colón, en la Plaza del Poniente en el cruce con la Rinconada, o en el cruce de la Avenida de Salamanca con José Luis Arrese. Y es que más de uno se ha encontrado con un fogonazo blanco después de haber visto el colorado en el semáforo.

 

Pero no se preocupe, si se ha decidido a estar un poco más alerta, está de suerte. Abajo, en un documento descargable, le dejamos la posibilidad de que estudie detenidamente dónde se encuentran estos veinticinco desagradables compañeros, aunque siempre necesarios, repartidos por Valladolid.

 

(AVISO: El mapa es de 20 megas de peso y podría tardar unos minutos en descargarse)

 

 

Documentos relacionados