Donaciano Dujo teme que el patrimonio de la Cámara Agraria no recaiga en el sector

Donaciano Dujo (i), Juan del Pozo y Luis Ángel Cabezas, antes de la Asamblea General de Asaja Salamanca (Foto: Chema Díez)

Asaja Salamanca ha celebrado su Asamblea General y ha contado con la presencia del presidente regional, Donaciano Dujo, quien ha estado presente junto al nacional, Pedro Barato, en la entrega de la insginia de oro a un ilustre como Juan del Pozo.

El sindicato agrario Asaja Salamanca ha celebrado, como es tradición, su Asamblea General, con el fin de rendir cuentas a los socios en un 2015 complicado.

 

Así las cosas, el presidente regional, Donaciano Dujo, ha expresado unas pinceladas sobre un 2015 "complicado" y un 2016 que ha comenzado con visos de ser "peor. Los precios de los sectores están mal y ninguno está boyante. En Salamanca solo se mantienen el precio del vacuno y el porcino ibérico y eso también es para valorarlo".

 

Dujo fue claro y aludió enseguida a uno de los principales problemas del sector como es la distribución. "Tiene que definir qué modelo quiere porque estamos, por desgracia, en manos de ellos. En el sector lácteo, hay industrias que dejan de recoger, amenazan con bajar el precio... puede abandonar una provincia e irse a otra y eso no lo puede permitir el Gobierno, aunque ahora no lo haya. Pero sí hay una administración regional que debe velar por nuestros productos".

 

El presidente regional de Asaja asveró al respecto que la distribución de este país, "una es española y otra es francesa que, curiosamente, en su país no actúa así, porque tira los precios. Y eso no lo podemos permitir".

 

También tuvo palabras para la administración, que tiene que se "el juez de este asunto y dictar sentencia para apoyar a los más desvalidos que somos los agricultores y ganaderos y atornillar a la industria y la distribución. Pero debe haber una respuesta".

 

CÁMARA AGRARIA

 

Por otro lado, Dujo también habló sobre la situación de la Cámara Agraria de Salamanca y el futuro que le espera a las de Castilla y León. "La Cámara de Salamanca y la de Segovia están extinguidas y la culpa es de la consejería de Agricultura porque ha eliminado el presupuesto. Parece mentira que con todo lo que se gasta no haya medio millón de euros para manetener estos servicios".

 

La postura de Asaja era haber mantenido las Cámaras, "pero sin dinero es imposible y la decisión de Segovia y Salamanca la tendrán que tomar el resto. Nuestro deseo es que el patrimonio sea para los agricultores y ganaderos y no para otros que nada tiene que ver con el campo. Pedimos que no malvenda ni regale el patrimonio y lo dedique a las organizaciones agrarias", por temos a que esto no ocurra.

 

Sobre el sector lácteo aseveró los tres pilares fundamentales para que subista: que la Cámara comprenda al sector y dé iniciativas para que la Junta ponga en marcha el cese anticipado de la actividad ya que no se puede abandonar a los profesionales; un plan de promoción y un seguro de renta.

 

En el acto, se entregó la insignia de oro al ex presidente de Asaja, Juan del Pozo.