Dominio quesero en la Concentración Regional

La cantera del VRAC vuelve a brillar. En esta ocasión los Infantiles, Alevines, Benjamines, Prebenjamines y Linces se llevaron la victoria en la segunda cita regional de la temporada de categorías inferiores. Los jabatos, segundos.

A los buenos resultados de hace una semana en el Torneo Melé se han sumado esta vez la brillante Concentración Regional que ha completado la base del Entrepinares. Victorias en todas las categorías, a excepción de los Jabatos, que disputaron la final y terminaron segundos.

 

En infantiles, el éxito llegó hasta el punto de que al equipo quesero no le anotaron ningún punto. Victorias frente a Segovia (24-0), Burgos (22-0), Rugbiers (45-0) y la definitiva frente a El Salvador, también contundente, con un 0-26 que reflejó la supremacía en la categoría infantil del VRAC.

 

Más igualdad hubo en alevines, pero la balanza también terminó cayendo del lado azul. En concreto del equipo B, que ganaron a sus compañeros en el tercer partido 0-36. Ambos estaban enmarcados en el primer grupo, que después disputaría la final frente al campeón del segundo.

 

El equipo A empezó con un empate (5-5) frente a Segovia, mientras que el B vencía desde el primer duelo (32-5) a Burgos. Precisamente los burgaleses sucumbirían (19-0) frente al A en su segundo partido. En las eliminatorias definitivas, el VRAC se llevó todos los partidos. El equipo A ganó a Burgos y Rugbiers (19-12 y 40-0) y el B se vio las caras en la final con El Salvador. También ganó el club quesero: 7-5.

 

En benjamines, también con dos equipos, hubo victoria de nuevo del Entrepinares. Solo frente al VRAC B y frente al Chami el equipo A encajó puntos. Hasta proclamarse campeón, ganó con el mismo resultado (30-0) a Segovia y Burgos, y a sus compañeros 10-5. El último escollo fue El Salvador, que otra vez conocía la derrota de manos queseras con un 5-30 final.

 

En Prebenjamines hubo dos grupos y hasta cuatro equipos del VRAC, fruto de la nutrida cantera vallisoletana. De nuevo buen papel de todos los jugadores azules, porque si el equipo A dominaba el primer grupo, el B y el C eran segundos en sus respectivos y el D tercero. La final midió de nuevo las fuerzas del Quesos y El Salvador. Por cuarta vez en la mañana del sábado era el VRAC el ganador, esta vez por un aplastante 5-30 final. Fue en la categoría de Jabatos en la única en la que se resistió el triunfo quesero. En el partido que decidía el ganador, fue El Salvador el que se llevó el gato al agua con un 20-10.

 

En Linces volvió el dominio del VRAC. El equipo B (30-0), Palencia (30-15), Salamanca (30-10) y el Chami (0-30) fueron los rivales a batir por el Entrepinares, que cerraba un inolvidable fin de semana que vuelve a poner de manifiesto el brillante nivel de la cantera quesera.