Doce murales sobre la historia de Tordesillas protagonistas de una ruta turística

Presentación en la Diputación de Valladolid de la Ruta Urbana de Tordesillas. JORGE IGLESIAS

La localidad vallisoletana de Tordesillas ha creado una ruta turística en torno a los doce murales realizados desde el año 2012 en el casco histórico por artistas y jóvenes vecinos de la localidad.

Así lo ha anunciado este miércoles su alcalde, José Antonio González Poncela, quien ha explicado que la vocación muralística de la localidad nació en 2007 de mano de una obra de Carlos Adeva en las Casas del Tratado sobre, precisamente, la 'Firma del Tratado', aunque no se retomó hasta el año 2012.

 

De este modo, la ruta parte de la contemplación de ese mural, junto a las Casas, para continuar con 'Bandera de Dos Mundos', realizado en 2013 y que representa las banderas de los reinos de Castilla y Portugal; con 'Reyes Fundadores', diseñado en 2012 y ubicado junto al Monasterio de las Clarisas; 'Las Palabras que Piensan', dedicado a Octavio Paz en el marco de la celebración del Año de México en Tordesillas, en 2014, hasta llegar a 'Hilos de Unión', que en 2014 buscó representar las tres culturas que convergen en México.

 

La siguiente parada, junto a la iglesia de San Pedro, tiene como protagonista 'Con su Vuelo nos atrevemos a volar', elaborado el pasado año en homenaje a Santa Teresa en el V Centenario de su nacimiento, y la ruta continua después por las calles Hospital de Mater Dei y Santa María y los murales de 2013 sobre el Tratado y sobre su vertiente lingüística.

 

MÁS MURALES

 

Al 'Encuentro entre dos Mundos' y sus perspectivas cultural y alimenticia, diseñado en 2013 y ubicado también en Santa María, se suma  poco más adelante 'El Reparto', centrada en el reparto de los territorios descubiertos y elaborado en ese mismo año, en el que también  se realizó 'Descubriendo el nuevo mundo', con los Reyes Católicos y Juan II de Portugal como protagonistas.

 

La última de las paradas de la ruta, ya en la calle San Antolín, muestra a 'Enrique III' con el palacio real que mandó construir en la localidad en el siglo XIV entre sus manos.

 

Con la vista puesta en la próxima temporada de verano, las obras de la ruta tienen la peculiaridad de nacer del trabajo cooperativo entre jóvenes de la localidad y Carlos Adeva: él diseña los murales y ellos los pintan, aunque este año y como novedad se celebrarán unos talleres previos para que los vecinos participen también de la elaboración del boceto y completen todo el proceso.

 

Cervantes y, especialmente, el Quijote de Avellaneda, serán objeto de plasmación mural este año en el marco de una iniciativa, la de Arte Urbano, que además de su vertiente artística y ahora turística destaca, según González Poncela, por el intercambio generacional.

 

"La realización del mural es una fiesta durante esas semanas de verano", ha asegurado el alcalde, quien ha incidido en su carácter "pionero" por la cooperación y participación de la juventud --"este proceso hace cohesión social", ha destacado Adeva--, así como su labor de difusión de la historia de la localidad y el embellecimiento de fachadas o cerramientos degradados.