Doce meses de cárcel y una multa de 300 euros a una madre que agredió a la profesora por reñir a su hijo

La profesora riñó al niño por haber agredido a otro alumno y eso provocó la ira de la madre que acudió al colegio al grito de '"te voy a reventar la cabeza, como vuelvas a regañar a mi hijo, te voy a quemar el coche porque sé cuál es, te voy a matar, te voy a dar una paliza".

El Juzgado de lo Penal número 11 de Málaga ha condenado a un año de prisión a un mujer por amenazar y agarrar del pelo a la profesora de su hijo, golpeándole la cabeza contra una mesa, delante de los alumnos, porque ésta había regañado a su niño por haber agredido a otro. Además, se le impone la prohibición de aproximarse a la víctima y al centro educativo durante tres años.

 

Los hechos sucedieron en diciembre de 2012 en Málaga capital cuando la acusada fue al colegio donde estaba su hijo, que cursaba entonces primaria, y vio cómo la profesora le regañaba "por haber agredido a otro alumno" que, además, era pariente.

 

En ese momento, la resolución señala que "comenzó a increparla y amedrentarla diciéndole 'te voy a reventar la cabeza, como vuelvas a regañar a mi hijo, te voy a quemar el coche porque sé cuál es, te voy a matar, te voy a dar una paliza cuando pueda'". Al ver el estado agresivo, la directora la llevó a su despacho y le dijo a la profesora que se fuera a seguir con su trabajo.

 

Pero, dice la sentencia, la acusada salió corriendo hacia el aula donde estaba la profesora con sus alumnos y "propinando una patada en la puerta", intentó abrirla, aunque se lo impidieron otros profesores y su marido. No obstante, la mujer volvió a intentarlo y entró violentamente en la clase, donde estaban los alumnos que "comenzaron a llorar asustados".

 

En la sentencia se precisa que la acusada "se abalanzó sobre la profesora y la agarró fuertemente del pelo, zarandeándola en repetidas ocasiones, golpeándole la cabeza contra la mesa", hasta que entró el marido y varios profesores y lograron sacarla. Estando detenida, se resistió a que le pusieran los grilletes, dio patadas en el coche policial causando daños e insultó y amenazó a los agentes.

 

La profesora sufrió varias lesiones, que requirieron de un tratamiento rehabilitador y psicoterapeútico, necesitando 60 días para curarse, de los que 52 estuvo impedida para sus ocupaciones. Además, le queda una reacción mixta ansioso-depresiva leve como secuela.

 

Por estos hechos, la acusada ha sido condenada por los delitos de atentado a funcionario público, lesiones y resistencia a agentes de la autoridad; además de por dos faltas, una de lesiones y otra de daños. En total, se le imponen 12 meses de prisión y el pago de 300 euros de multa.

 

Además, se le condena a indemnizar a la profesora, representada por el letrado Francisco J. Palacios del despacho Sejuri Abogados, con la cantidad de 3.360 euros por las lesiones y con 700 euros por las secuelas. También deberá indemnizar a un agente con 120 euros y a la Dirección General de la Policía con 252 euros por los daños.

 

Se acuerda la suspensión de la pena de prisión durante dos años, siempre que no vuelva a delinquir y pague la responsabilidad civil a la que ha sido condenada. La resolución se dicta tras expresar la procesada y la defensa su conformidad con los hechos por los que se le acusaba y con las penas solicitadas.