Doce cocineros extranjeros participarán en junio en el VII Programa de Formación en Gastronomía Española en Valladolid

Creado por Icex España Exportación e Inversiones y que vuelve a contar, este año, con la colaboración de la Escuela Internacional de Cocina de Valladolid.

El programa comenzará el próximo 9 de junio en Valladolid, donde los participantes recibirán un curso intensivo de seis semanas de duración de gastronomía española y lengua española que tendrá lugar en las instalaciones de la Escuela Internacional de Cocina, que ha desarrollado un programa de inmersión gastronómica y lingüística.

 

Durante esta fase del programa, los chefs realizarán prácticas en restaurantes de la ciudad, como parte de su formación, mientras que las siguientes 13 semanas se desarrollarán en restaurantes españoles en los que los cocineros estarán bajo la tutela del chef del establecimiento que les acoge.

 

A continuación, realizarán un viaje formativo de dos semanas de inmersión en la cultura, la historia gastronómica y los productos de España, que incluye visitas a empresas "de prestigio internacional", catas de productos típicos o la asistencia a actividades gastronómicas tradicionales y eventos populares.

 

El programa culminará a principios de noviembre con la celebración del Concurso Internacional de Tapas de Valladolid, certamen en el que los jóvenes cocineros mostrarán los conocimientos adquiridos durante su estancia en España.

 

COLABORACIÓN DEL CERVANTES

 

Como novedad, el programa cuenta este año con la colaboración del Instituto Cervantes, que impartirá un curso online de español a los seleccionados antes de que viajen a nuestro país.

 

La convocatoria para poder participar en el programa ha sido remitida a 2.372 escuelas de cocina de los cinco continentes. Las escuelas podrán enviar, hasta el 9 de marzo, un máximo de dos participantes que presentarán la receta de una tapa, que debe contar con algún producto nacional, su curriculum y su carta de motivación para participar en el programa.

 

Con este cualificado programa de formación, se persigue un triple objetivo. Por una parte, se busca "familiarizar" a los futuros profesionales de alto nivel con los productos españoles, de forma que se obtenga una mayor proyección internacional de los mismos y se potencie su exportación.

 

Asimismo, la creación de una red internacional de profesionales con contactos en la "alta restauración" española, que puedan servir de punto de apoyo para eventuales procesos de internacionalización de este sector como restaurantes filiales en el exterior, proyectos de asistencia técnica o consultoría.

 

 Y por último, se persigue transmitir en el exterior una imagen "moderna y actual" de España, "aprovechando el excelente momento" y la proyección internacional de un sector como el culinario, de "gran repercusión". "Contribuir, en definitiva, a crear Marca España".