Djokovic gana en Australia e iguala los ocho 'grandes' de Agassi, Connors y Lendl

Se impuso al escocés Andy Murray en la final (7-6, 6-7, 6-3, 6-0).

El serbio Novak Djokovic, número uno del mundo, ha igualado este domingo a los estadounidenses Andre Agassi y Jimmy Connors y el checo Ivan Lendl con la consecución de su octavo título de 'Grand Slam', después de vencer al escocés Andy Murray en la final del Abierto de Australia (7-6(5), 6-7(4), 6-3, 6-0).

  

Con su quinto título en el 'grande' oceánico, el balcánico, que además posee dos títulos de Wimbledon y uno del US Open, se coloca entre los tenistas más laureados de la historia. Así, 'Nole' ha igualado los ocho 'Grand Slam' que han conquistado los estadounidenses Andre Agassi (cuatro Abierto de Australia, dos US Open, un Roland Garros y un Wimbledon) y Jimmy Connors (cinco US Open, dos Wimbledon y un Abierto de Australia) y el checo Ivan Lendl (tres Roland Garros, tres US Open y dos Abierto de Australia).

  

Por tanto, al serbio solo le quedan por delante cuatro tenistas; el sueco Bjorn Borg ganó once 'grandes' (seis Roland Garros y cinco Wimbledon), por 14 del estadounidense Pete Sampras (siete Wimbledon, cinco US Open y dos Abierto de Australia) y del español Rafa Nadal (nueve Roland Garros, dos Wimbledon, dos US Open y un Abierto de Australia) y 17 del suizo Roger Federer (siete Wimbledon, cinco US Open, cuatro Abierto de Australia y un Roland Garros), en la cima del tenis mundial.

 

En el quinto enfrentamiento entre Djokovic y Murray en una final de 'Grand Slam', Murray y su entrenadora Amelie Mauresmo planearon sacar hacia fuera a la derecha de Djokovic en el lado de 'deuce', mientras que Boris Becker parecía dar instrucciones a Djokovic de no dejar subir a la red a Murray.

 

Al final, Murray terminó lastrado física y psicológicamente, por lo que el cuarto set trajo consigo menos dificultad de la esperada para Djokovic, que pronto se puso 5-0 después de tres roturas. En su último saque, en su segunda bola de partido y tras tres horas y 39 partidos, sentenció la contienda con un 'rosco' y alzó su octavo 'grande', quinto en Australia.