Djokovic busca la guinda en Londres y Nadal un empujón más hacia el 2016

Rafa Nadal celebra un punto ante Isner

Ferrer se une a Nadal como bazas españolas.

El indiscutible número uno del mundo, el tenista serbio Novak Djokovic, defiende corona de Maestro esta semana en las Finales ATP que se disputan del 15 al 22 de noviembre en el O2 de Londres, la cita que pone fin a la temporada con los ocho mejores jugadores del año, con los españoles Rafa Nadal y David Ferrer entre ellos.

 

Ganador de la Copa de Maestros en sus tres últimas ediciones y sin conocer la derrota en un torneo "indoor" desde 2012, "Nole" es un gigante en la capital inglesa. Las estadísticas están con el de Belgrado, pero sin duda lo está también el juego. Un tenis sin rival, que acumula 22 victorias seguidas y cuatro títulos consecutivos desde que levantara el US Open hace dos meses.

 

Un tenista sin rival que ahora quiere poner la guinda entre los que han osado poner en duda su absoluto dominio. Las 14 finales seguidas, en 15 torneos, y los 10 títulos de 2015, rozando el "Grand Slam" y sumando un récord histórico de seis Masters 1.000, son la tarjeta de presentación de un "Nole" voraz y en un estado de forma que le permite salvar cualquier obstáculo.

 

Su entereza eso sí será puesta a prueba desde la fase de grupos, donde no salió bien parado compartiendo escenario con Roger Federer, Tomas Berdych y Kei Nishikori. Los problemas llegan para el cuatro veces ganador del torneo sin duda con un Federer seis veces Maestro. El suizo ha cedido parte del halo que ha recuperado en las últimas dos temporadas y que vivió su mejor momento en Nueva York.

 

Ahí, en el US Open, topó con Djokovic en la final, pero el de Basilea, que el año pasado no pudo pelear por el número uno del mundo en Londres por lesión, vuelve a un torneo que suele sacar lo mejor del 17 veces ganador del "Grand Slam". La agresividad de Federer se da por hecho sin perder de vista al checo Berdych y el japonés Nishikori, dos tenistas capaces de lucir a gran nivel.

 

NADAL, EN EL MEJOR MOMENTO DE LA TEMPORADA

 

En el otro grupo de la Copa de Maestros se encuentran las bazas españolas. Por un lado Rafa Nadal llega en el mejor momento de una temporada complicada, en la que ha alcanzado un digno nivel competitivo. El de Manacor ha resurgido en los últimos dos meses después de que en el último "grande" del año sufriera un golpe más de una temporada que comenzó con la idea de recuperar el tono después de las lesiones de 2014.

 

Altibajos y decepciones acompañaron a un Nadal que reconoció esta semana que su lesión este año fue "mental". Una falta de confianza y un nerviosismo que atenazó su juego y le llevó a cometer errores inauditos en un tenista que por primera vez en 11 años terminará el año sin un "Grand Slam" o un Masters 1.000. En la gira asiática y los torneos de Basilea y París-Bercy Nadal se pareció más a sí mismo.

 

La mejora del balear, en cuya mente está volver con fuerza en 2016, se pone a prueba en una cita sin margen de error en la que no estuvo el año pasado. Nadal tendrá como primeros rivales al número dos del mundo, un Andy Murray con la cabeza quizá también en la final de la Copa Davis, y un Stan Wawrinka que fue su último verdugo, la pasada semana en los cuartos de final de París. Un verdadero test para calibrar el regreso paulatino del ex número uno.

 

Además, Ferrer se presenta en Londres tras una temporada en la que ha terminado a un alto nivel a pesar de una incómoda lesión en el codo derecho. Con el objetivo cumplido de estar entre los ocho mejores, el de Jávea, con cinco títulos esta temporada, mostrará de nuevo su fortaleza para poner las cosas difíciles a cualquiera que se le ponga por delante y pelear por dar la sorpresa en el O2.