Diversión en la Fan Zone y desesperación en la entrada al polideportivo Pisuerga

El mejor baloncesto del mundo no defraudó en Valladolid. La llegada de la Selección Española al Polideportivo Pisuerga permitió a los vallisoletabos vibrar con baloncesto de primer nivel que hace tiempo no se vivía en la ciudad. El partido estuvo precedido por una gran fiesta con la instalación de la Fan Zone en los aledaños de la cancha donde España se ha medido a una muy floja Venezuela.

 

No han faltado los hinchables para los más pequeños, la copa de Campeones de Europa lograda el pasado año por la ÑBA con la que los aficionados han podido fotografiarse, además de juegos, un trampolín para poder realizar mates a canasta y música que ha animado los prolegómenos de una cita histórica en el Pisuerga.

 

El único lunar a una gran tarde-noche de baloncesto ha sido los momentos de desorganización que se han vivido durante algunos momentos en el acceso al interior del polideportivo. Muchos espectadores se han quejado a través de las redes sociales de la improvisación y de algunas puertas de acceso cerradas con lo que se han formado largas colas y algunos instantes desesperación por parte de los aficionados.

Noticias relacionadas