Diputación y CVE crean un centro para que las empresas viables puedan ser traspasadas

Las empresas que cesen su actividad y sean viables entrarán a formar parte de un banco para que cualquier emprendedor o inversos pueda adquirirla y no se pierda.

La Diputación provincial de Valladolid y la Confederación Vallisoletana de Empresarios han firmado un acuerdo para poner en marcha el Centro de Transmisión Empresarial de la Provincia, por el cual pretender que aquellas empresas que sean viables y vayan a cesar su actividad puedan ser traspasadas a otros emprendedores. La iniciativa tiene un coste de 38.000 euros.

 

Para ello, se adaptará al entorno pyme la misma metodología que aplican los profesionales del sector de fusiones y adquisiciones corporativas de grandes empresas, realizando un exhaustivo examen de cada empresa en venta, determinando su viabilidad y la conveniencia de pasar a formar parte de este programa.

 

La presidenta de la CVE, Ángela de Miguel, explica que la Confederación ya trabaja con una Plataforma llamada CVE Traspasa y que está dando buenos resultados. Una vez más que se estudia la viabilidad de esa empresa y se fija un precio adecuado, se calcula el valor intrínseco del negocio y se fija un perfil ciego para posibles emprendedores o inversores.

 

De Miguel confirma que hace tres años se elaboró un estudio que cifró en unas 900 empresas las que se podrían salvar en toda la provincia durante diez años, aplicando estos métodos. Por su parte, Jesús Julio Carnero, el presidente de la Diputación provincial, dice que hasta ahora el Plan Impulso se ha fijado en las personas que trabajan, pero que necesitan readaptación o en aquellos vallisoletanos que quieren trabajar.

 

El máximo representante de la Diputación explica que este centro lo que hará será “fijarse en aquellos que trabajando deciden abandonar sus empresas viables por cualquier circunstancia, ya sea jubilación o enfermedad. Esta herramienta permitirá a estas empresas su continuidad, para ponerlas en el mercado y que no se acaben perdiendo”, dice Carnero, quien cree que el objetivo último es consolidar el tejido empresarial y la generación de empleo.