Diputación rescata la obra del matrimonio Teresa Eguíbar y Lorenzo Frechilla

Jesús Julio Carnero, Javier Leon De la Riva, Karla Frechilla y José Antonio Alonso recorren la exposición. A.MINGUEZA

La Sala de Exposiciones del Palacio de Pimentel acoge esta exposición retrospectiva que muestra obras de las diferentes etapas de los dos escultores, así como bocetos, maquetas y otros objetos que formaron parte de la preparación de sus esculturas. 

El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, ha inaugurado la exposición la exposición ‘Teresa Eguíbar y Lorenzo Frechilla – Juntos, una vida llena de arte’, que se ofrece en la Sala de Exposiciones del Palacio de Pimentel hasta el próximo 1 de marzo. La exposición muestra obras de las diferentes etapas de los dos escultores, así como bocetos, maquetas y otros objetos que formaron parte de la preparación de sus esculturas.

 

Al acto de inauguración han asistido también Karla Frechilla Eguíbar, comisaria de la exposición e hija de los escultores,  el alcalde de  Serrada, José Antonio Alonso Gago, localidad que tiene en depósito la obra Eguíbar y de Frechilla y que colabora con la exposición, y el alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva. 

 

En su intervención, el presidente de la Diputación ha recordado la larga vinculación de la Institución provincial con los dos artistas, como demuestra el hecho de que en 1992 y en 1993 se realizaran exposiciones individuales de Lorenzo Frechilla y Teresa Eguíbar, respectivamente. Una relación que se inició con la publicación en 1989 del libro sobre Lorenzo Frechilla dentro de la serie Escultores españoles editado por la Diputación de Valladolid, al que siguió, en 1994 y dentro de la misma serie, el libro dedicado a la obra de Teresa Eguíbar. Ambas publicaciones, que han servido de base para los textos que conforman el catálogo de la exposición, contaron como autora con la profesora de Historia del Arte Teresa Ortega Coca.

 

LORENZO FRECHILLA Y TERESA EGUÍBAR

 

Lorenzo Frechilla, maestro, compañero y marido de Teresa Eguíbar, nació en Valladolid y se trasladó posteriormente a Madrid, ciudad donde se conocieron y vivieron la mayor parte de sus vidas.En la década de los 60 residieron en París, donde ambos se integraron al grupo internacional Este-Oeste, formado por artistas de diferentes nacionalidades y con el que recorrieron Europa.

 

Frechilla pasó por etapas heterogéneas: abstracción vanguardista, figurativismo religioso, geométrico-arquitectónico y las inspiradas en el sonido, el movimiento de los líquidos o en las formas cilíndricas, pero todas ellas con el denominador común de la sobriedad en el volumen. El escultor, impulsor del movimiento vanguardista vallisoletano Pascual Letreros, estudió Bellas Artes en Valladolid, París y Madrid. Su obra, que adquirió un fuerte prestigio a partir de finales de los 60, ha sido expuesta en toda Europa, además de en numerosas galerías de Nueva York y otras capitales americanas.

 

Su obra figura, entre otros, en los museos de Arte Contemporáneo de Madrid, Arte Moderno de Bilbao, Bellas Artes de Granada, San Telmo de San Sebastián, Museo del Vaticano, Arte Moderno de Helsinki y Svendorg de Copenhague. Recibió numerosos premios, becas y medallas, destacando el premio nacional de Bellas Artes, la Medalla Especial del Instituto de Cultura Hispánica y sendas becas de la Fundación Juan March y del Ministerio de Cultura.

 

Por su parte, Teresa Eguíbar realizó exposiciones individuales en importantes galerías en París, Copenhague, Bruselas o Madrid, entre otros muchos lugares. Entre sus premios destacan la medalla de la Bienal de Zaragoza, la Exposición Nacional de las Bellas Artes o la Bienal de San Sebastián.

 

Su obra forma parte de colecciones de museos en España, Hungría, Dinamarca y Finlandia. Influenciada en sus inicios por el arte figurativo y expresionista, su escultura se dirige al campo de la abstracción trabajando materiales como el bronce y la madera, más tarde utiliza acero inoxidable pulido a espejo, acero cortén y hierro.

 

Como bien resume Teresa Ortega Coca con respecto a la obra de ambos: “Frente a la significación que tienen las esculturas de Lorenzo Frechilla, que son por norma general introspectivas, centrípetas, las de Teresa Eguíbar suelen ser comunicantes, centrífugas, extrovertidas. La obra de ambos es muy diferente y tiene características temperamentales muy distintas e incluso contrarias”.