Diez trucos para sacarle el máximo partido a WhatsApp

WhatsApp es la forma de mensajería más extendida y, si la usas en tu día a día, no está de más que sepas cómo aprovecharla al máximo.

Aunque solo uses WhatsApp para mandar mensajes/fotos/audios y tener algún que otro grupo, siempre es buena idea que tengas en mente todo lo que ofrece. Saber gestionar la privacidad del servicio, cambiar de número si lo necesitas, usar negritas o mandar el mismo mensaje a muchos contactos sin necesidad de crear primero un grupo puede ser de utilidad.

 

Sencillos, claros y, sobre todo, eficaces para que ocurra lo que ocurra, sepas dónde buscar las cosas o hacer lo que tengas en mente sin necesidad de tirarte 1 hora en el intento, estos diez trucos te pueden ser útiles. 

 

1. FÁCIL: PONER UNA FOTO EN EL PERFIL Y UN ESTADO

 

Sí, cuando te descargas la aplicación e introduces tu número de teléfono, WhatsApp te permite escribir con qué nombre quieres aparecer en el teléfono de otros y añadir una foto de perfil, pero no todo el mundo lo hace o hay quien quiere cambiarlo más adelante. Poner tu nombre, foto de perfil y estado es sencillo.

 

En Android, una vez abierta la 'app' tienes que ir a los tres puntos verticales que hay en la esquina superior derecha de la pantalla y darle a Ajustes si solo quieres cambiar el estado, en ese mismo desplegable está la opción de “Estado” - y pulsar en el círculo de la fotografía. Ahí tendrás las opciones para cambiar la imagen, el nombre y el estado. En iOS, tienes que ir a Configuración > Pulsar sobre tu foto/nombre y ahí podrás cambiar las tres cosas.

 

2. OPCIONES DE PRIVACIDAD AL GUSTO Y CAMBIA DE NÚMERO

 

Un punto fundamental de todo tipo de aplicaciones es configurar, en la medida de lo posible, las opciones de privacidad como te sientas más cómodo. En WhatsApp hay cuatro puntos clave: la hora de la última vez que te conectaste, quién puede ver tu fotografía de perfil, quién puede leer tu estado y el tema de las confirmaciones de lectura para que tu sepas cuando han leído otros tus mensajes enviados y viceversa.

 

Los tres primeros pueden verlos todo el mundo, solo tus amigos o nadie; la lectura o lo activas (el famoso doble 'tick' azul) o lo desactivas.

 

Para modificar estas opciones, tienes que ir a Configuración/Ajustes > Cuenta > Privacidad y ahí seleccionar cada una de las cosas y ponerlas a tu gusto. En Cuenta, además, hay un apartado que pone Cambiar número para que configures el servicio con el teléfono móvil que desees.

 

3. UTILIZA LA NEGRITA, EL TACHADO Y LA CURSIVA EN TUS TEXTOS

 

La opción para incluir textos con negritas, cursivas o tachados son relativamente nuevas, ya que el servicio introdujo esta función en una de sus últimas actualizaciones. Las tres se utilizan cuando estás escribiendo en el chat y hay que utilizar símbolos para que funcione, ya que no tienen un botón para activarlas.

 

Si quieres escribir en negrita, tienes que poner un asterisco antes y después del texto que quieras resaltar. Por ejemplo: * hola *

 

Si quieres usar la cursiva, tienes que poner guiones bajos antes y después del texto. Por ejemplo: _ hola _.Si quieres tachar, en esta ocasión tendrás que usar el símbolo de las virguilillas. Por ejemplo: hola .

 

Puedes combinar dos o más opciones tan solo combinando los símbolos. Por ejemplo, para que esté en cursiva y en negrita: * _ hola _ *.

 

4. ENVÍA DOCUMENTOS E INCLUSO ARCHIVOS PDF

 

WhatsApp permite enviar documentos desde hace ya un tiempo, pero hasta una actualización del pasado febrero de 2016 no se podían enviar también archivos en formato .pdf.

 

Para enviar un documento a alguien, basta con abrir su chat – en un chat de grupo también se puede – pulsar en el icono del clip (Android) o en el círculo con la flecha hacia arriba (iOS), seleccionar Compartir documento y buscar el archivo en tu teléfono o en el servicio en la nube que lo tengas, como puede ser Google Drive, Dropbox o iCloud.

 

5, CREAR ACCESOS DIRECTOS A LOS CHATS (ANDROID)

 

Aunque esta función solo esté disponible en Android, la verdad es que se trata de una opción muy útil para gente que habla mucho con una determinada persona o con un determinado grupo. En lugar de tener que abrir la aplicación, buscar el chat, abrirlo y escribir, se genera un icono en la pantalla principal del teléfono, como si fuera una 'app' independiente con la fotografía de perfil que tenga esa persona o grupo, que con solo tocar abre directamente esa conversación.

 

Para crear un chat directo, tienes que ir a la conversación en cuestión y pulsar sobre los tres puntos verticales de arriba a la derecha. En el desplegable pulsa en Más > Crear acceso directo y ya lo tendrás hecho.

 

6. DESTACA LOS MENSAJES QUE MÁS TE INTERESEN

 

Seguramente te haya pasado alguna vez que has hablado con alguien, te ha dicho algo importante y, al tiempo, no te acordabas de qué era y has tenido que buscar en el chat hasta dar con el asunto. Si hubieras destacado el mensaje, te hubieras ahorrado tiempo.

 

Basta con que mantengas pulsado sobre el mensaje que quieres destacar para seleccionarlo. Tanto en iOS como Android tienes que buscar una estrella para guardarlo: en iOS, está en el recuadro negro que sale tras mantener pulsado el mensaje; en Android, la estrella se sitúa en la parte de arriba del chat.

 

Una vez guardado el texto, si quieres leerlo, tendrás que ir al chat de la persona o grupo en cuestión, pulses sobre su nombre/número de teléfono para acceder a su información de contacto y selecciones Mensajes destacados.
 

7. HAZ COPIA DE SEGURIDAD Y DESCARGA LOS MENSAJES

 

WhatsApp, a no ser que tu le digas lo contrario, guarda cada día y de forma automática los mensajes enviados y recibidos en la aplicación. Ese historial se almacena en la memoria de tu teléfono móvil o en Google Drive (Android) y en iCloud (iOS) para poderlo descargar si te cambias de teléfono móvil o si restableces de fábrica el que tienes.

 

Para hacer una copia de seguridad de forma manual, debes ir a Ajustes/Configuración > Chats > Copia de seguridad/Respaldo de chats (Android/iOS) > Guardar/Realizar respaldo ahora.

 

8. ENVÍA UN CHAT POR CORREO ELECTRÓNICO

 

Puede que necesites enviarte un chat de WhatsApp al correo electrónico porque contenga información de vital importancia o porque se lo tengas que hacer llegar a otra persona. El servicio de mensajería da la opción para que, de darse el caso, lo hagas lo más rápido y simple que puedas.

 

Lo primero que tienes que hacer es abrir el chat que quieras enviar. En Android, tienes que pulsar los tres puntos verticales > Más > Enviar chat por correo. Introduces los datos de redacción/destinatario y listo, se enviará un mensaje con un archivo en formato .txt.

 

En iOS, hay que pulsar sobre el nombre del contacto o grupo, bajar hasta el final de la pantalla que sale y seleccionar Exportar Chat. Puedes enviarlo por correo igual que en Android, seleccionando la 'app' de correo y rellenando los campos, pero también permite copiarlo al bloc de notas, entre otras opciones.

 

9. DIFUNDE MENSAJES SIN CREAR GRUPOS

 

Las listas de difusión son muy útiles, por ejemplo, cuando quieres avisar a muchos amigos de que vas a celebrar tu cumpleaños. Solo creas un mensaje y no te hace falta meterlos a todos en un grupo: ganas seguro.

 

En Android, tendrás que ir, en el menú principal de la 'app', a los tres puntos verticales y pulsar en Nueva Difusión. En iOS, en el mismo menú, hay un botón claro que pone listas de difusión. Basta con que añadas los contactos a los que quieres que les llegue el mensaje, lo escribas y lo envíes para que cada uno de ellos lo reciba en el chat privado que tengan contigo.

 

10. CONTROLA LAS DESCARGAS AUTOMÁTICAS

 

WhatsApp tiene un peligro, que es que si no le dices otra cosa, descarga de forma automática todos los archivos que te envíen (fotos, vídeos, audios), de manera que tu almacenamiento se puede llenar muy rápido de cosas que no te interesan o se puede quedar a cero tu tarifa de datos si las descargas ocurren por la calle.

 

Para ello, ve a Ajustes/Configuración > Uso de datos y selecciona cuándo quieres que descarguen las cosas en función de la conexión que tengas en cada momento.