Diez detenidos por traficar con cocaína y blanquear el dinero con lotería premiada

Pistola incautada a una banda de narcotraficantes

Los Mossos d'Esquadra han desmantelado una banda de narcotraficantes que presuntamente se dedicaba al tráfico de cocaína a gran escala procedente de Panamá y Colombia y que blanqueaba grandes partidas de dinero con la compra de billetes premiados.

Según ha informado este martes la policía catalana, el 27 de marzo detuvieron a diez personas --nueve hombres y una mujer-- en un operativo con 16 registros en Barcelona, L'Hospitalet de Llobregat, Begues, Pineda de Mar, Mataró (Barcelona), Santa Susanna y Palafolls (Girona).

En estos registros se intervinieron siete kilos de cocaína, casi 400 pastillas de MDMA, 49.000 euros en efectivo, una pistola semiautomática Glock, munición, material informático y teléfonos móviles.

También localizaron un laboratorio para cortar y manipular la cocaína antes de su distribución final y se encontró una plantación de marihuana en el domicilio de uno de los detenidos.

La organización, que estaba liderada por un hombre de 42 años y vecino de Pineda de Mar, se estructuraba por una parte en municipios de la comarca del Maresme y la Selva, y por otra en el Baix Llobregat.

El responsable de la zona del Baix Llobregat era un traficante con antecedentes que ya había sido arrestado por tráfico de drogas y que se había beneficiado de un indulto parcial bajo la condición de no ser detenido en el futuro.

La investigación, dirigida por el Juzgado de Instrucción 7 de Arenys de Mar, la arrancó a finales de marzo de 2014 el Área de Investigación Criminal de la Región Metropolitana Norte, y en septiembre tomó un nuevo rumbo cuando se pudo vincular el grupo con la estructura del Baix Llobregat.

Los traficantes importaban grandes partidas de droga de Panamá y Colombia y las distribuían a pequeños 'camellos' que vendían al consumidor final.

TRASLADO A EUROPA

Además, la policía descubrió que empezaban a establecer infraestructuras comerciales para poder hacer transportes y asegurar el traslado de importantes cantidades de cocaína a otros países europeos.

El grupo blanqueaba los beneficios económicos del narcotráfico bajo la apariencia de licencias o actividades profesionales y mediante la compra de billetes de lotería premiados, y de hecho, durante la investigación se detectó el intento de compra de premios en L'Hospitalet y Mataró.

Tras pasar a disposición judicial, siete de los arrestados han ingresado de forma provisional en prisión, aunque los investigadores no descartan nuevas detenciones.