Diez cosas que irritan al público en una sala de cine

Sala de cine (Foto: E. P.)

Pero no todo sale según lo planeado: ruidos, conversaciones y un par de mamelucos te fastidian el plan.

Vas al cine para disfrutar de esa película que tanto tiempo estabas esperando ver. Es tu momento soñado. Llegas puntual, compras unas palomitas y un refresco y vas directo a tu butaca.

 

Pero no todo sale según lo planeado: ruidos, conversaciones y un par de mamelucos te fastidian el plan.Pero no todo sale según lo planeado: ruidos, conversaciones y un par de mamelucos te fastidian el plan.Por ello, recopilamos aquí 10 cosas que, por el bien de todos, es mejor que dejes de hacer.

 

Seguro que piensas que no lo haces pero a europapress.es no le engañas: tú también eres uno de ellos.

 

1. LLEGAR TARDE AL CINE. Estás sentado y diez minutos después de que haya empezado el filme continúa llegando público. Llega con tiempo, bonit@, que luego eres de los que te quejas que cuesta mucho el cine.

 

2. NO DEJAR PASAR. Si alguien llega tarde, no seas mala persona y facilítale el paso hacia su asiento. Hablamos de un ligero desplazamiento de piernas no de la posición arqueada en delfín de natación sincronizada.

 

3. HABLAR. El cine está para ver la película. Repetimos: para ver la película ¿Lo pillas? Y no para organizar una tertulia. No tenemos ninguna duda de que tus conocimientos sobre el séptimo arte son amplísimos pero mejor guárdatelos para tu intimidad o envía tu crítica por correo a Santiago Segura.

 

4. COMER. Si quieres montar un picnic, lárgate al campo. ¿Sabes lo molesto que es ver una película mientras oyes cómo se abren latas, bolsas de patatas fritas y cómo explotan globos de chicle? Entonces, ¿por qué lo haces?

 

5. EL MÓVIL. Ponlo en silencio y quita la vibración antes de que empiece la película.

 

6. LA LUZ DEL MÓVIL. No estás en el concierto de Rihanna en ese momento en el que todo el mundo alumbra con sus móviles, por favor. En una sala oscura, la luz de la pantalla del móvil destacará el doble y llamará la atención de muchos ojos, así que guárdatelo en el bolsillo.

 

7. LAS BUTACAS, PARA SENTARSE. A tumbarse, a la playa. Otra cosa, rey moro: No queremos tener tu pierna a nuestro lado ni que des pataditas a nuestro asiento.

 

8. LA POCA LIMPIEZA. Disfrutar de una película junto a buen refresco y palomitas es un gran plan pero eso no significa que tengamos que dejar nuestro asiento como una pocilga. No tires comida ni bebida por el suelo y si no hay papeleras, te lo puedes llevar y tirarlo fuera.

 

9. LOS NIÑOS. Si vas con niños, asegúrate de que les va a gustar la película y de que no van a molestar. Si molestan mucho o se ponen a berrear, sácalos del cine. En caso contrario nos darán ganas de llamar a Herodes para que tenga lugar una nueva Matanza de los Inocentes.

 

10. LOS SPOILERS. Eres muy amable acompañándome al cine aunque ya hayas visto la película pero si vas a contarme todo el rato lo que va a pasar, quédate en casa y nos vemos cuando haya terminado.