Diez consejos para que una mala planificación no arruine las vacaciones

Retrasos, cambios de última hora, servicios anulados o de categoría inferior a la contratada... conocer los derechos de los consumidores ofrece más seguridad.

 

Prevenir los imprevistos en los viajes es una de las claves del éxito de las vacaciones. Si, a pesar de todo, surgen, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ofrece diez claves para resolverlos.

 

- Elige bien la agencia de viajes. Es conveniente que compruebes que tiene buenas referencias y que está adherida al sistema arbitral de consumo. Normalmente, cuando lo está, se coloca una pegatina en un lugar visible del establecimiento. 

 

- Si contratas a través de internet es importante que escojas una web de confianza. Lee atentamente las condiciones generales y comprueba que cuenta con una dirección física en España o un teléfono/correo electrónico para la comunicación directa. Decántate por una agencia de viajes antes que por un intermediario

 

- Después de la reserva online, imprime y conserva la página con todos los datos de la operación, junto a los correos electrónicos. Te recomendamos que utilices pasarelas de pago seguras (https o candado).

 

- A la hora de realizar el pago, es mejor que utilices un ordenador o dispositivo de tu propiedad y que no uses una red de wifi pública. Teniendo en cuenta estas precauciones, internet es un medio tan seguro como otros.

 

- Planea bien tu viaje y las fechas. Si decides anular un viaje combinado con menos de 15 días de antelación, lo más probable es que debas pagar una penalización de entre el 15 y el 5%, más gastos de anulación y gestión, a no ser que se deba a una causa de fuerza mayor. Si se trata de servicios sueltos, infórmate de las condiciones antes de contratar.

 

- Si contratas un viaje combinado (se considera así al que incluya al menos una noche de estancia u ofrezca al menos dos servicios que sobrepasen las 24 horas: transporte, alojamiento, excursiones...), tendrás más protección legal que al comprar servicios sueltos. Esto es así porque la agencia de viajes es igual de responsable que la compañía que presta el servicio (compañía aérea, hotelera, tour operador, etc.). La Comisión Europea ha presentado una propuesta  para equiparar ambas situaciones.

 

- Lleva siempre a mano el teléfono de la agencia en España y de contacto del destino por si surge algún contratiempo. Si es el caso, reclama de inmediato y notífícaselo a tu agencia y a su representante en el terreno (si lo tiene). Si no se soluciona, presenta una reclamación a las autoridades turísticas.

 

- Si se retrasa tu vuelo tienes derecho a asistencia y, si llegas con más de 3 horas de retraso, a una indemnización, igual que si se cancela. Si se trata de una cancelación, puedes optar entre llegar al destino lo antes posible o anular el billete y que te devuelvan el importe.

 

- En caso de haber contratado un viaje después de leer una publicidad, un folleto o la página web de una agencia, conserva esa documentación hasta el final del viaje. La publicidad se vincula al contrato y si los servicios no se corresponden con los publicitados, puedes reclamar una compensación. Si es una página web, imprímela o guárdate un pantallazo de la oferta en cuestión antes de la compra.

 

- Si vas a viajar por Europa lee la interesante guía que ha preparado la Unión Europea