Díez achaca a "la tendencia por elegir lo nuevo" y no a su figura la caída en votos de UPD

La líder de UPyD no cree que su permanencia al frente del partido lastre las posibilidades electorales y atribuye las malas encuestas a que se valora más el cambio que el trabajo bien hecho.

Preguntada si su presencia como líder de UPyD es un factor que lastra sus expectativas electorales, Rosa Díez ha afirmado que "como hipótesis" puede incluirlo todo, pero cree que lo importante deberían ser los proyectos de los partidos, no sus partidos. A su modo de ver, esa caída en las encuestas se debe a muchas cosas y una de ellas es "la tendencia por elegir lo nuevo", porque la gente "está bastante harta de la vieja política", y el hecho de que "se valora más la expectativa que el trabajo bien hecho". Y ha defendido que UPyD es un partido joven, muy "asentado en las instituciones" pero "revolucionario" en el sentido de que han introducido en la agenda política cosas que estaban fuera.   

 

Así, ha pedido a la gente que juzgue a UPyD por el trabajo que han hecho, porque es "un partido que ya está testado, que ha demostrado en las instituciones que es un partido serio" y que ha sido "útil" para resolver los problemas de la gente. "Pido a los españoles que nos juzguen por nuestro trabajo, no por si somos más o menos simpáticos", ha dicho, aunque luego ha bromeado con que ella no renuncia a que la gente la quiera y ha recordado que hasta hace poco era la líder política más valorada en las encuestas.

 

A su juicio, UPyD es más necesaria hoy que cuando nació hace siete años, para defender la regeneración de la democracia, la despolitización de la Justicia, la sanidad universal, un sistema de relaciones laborales más justo, la reforma de la ley electoral y la igualdad fiscal de los españoles.