Diego Merino, nuevo entrenador del VRAC Quesos Entrepinares

Un hombre de la casa que ha dirigido a diferentes equipos de categorías inferiores durante seis temporadas (alevín y juvenil) y que formó parte activa sobre el césped del flamante campeón de Liga hasta  que sufrió una aparatosa lesión de rodilla en el partido ante Bizkaia Gernika.

 

Diego Merino, de 30 años, es Diplomado en Magisterio de Educación Física y, actualmente, está estudiando Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, actividad que compaginará con la de dirigir al vigente campeón de Liga.

 

Debutó con el equipo de División de Honor con 19 años, aunque estuvo un año y medio en el dique seco por diferentes problemas físicos (osteopatía de pubis y ciática). En la temporada 2011-2012 jugó en el segundo equipo de cara a ir recobrando las sensaciones sobre el verde que le animaron a regresar al inicio de la campaña recién concluida, en la que ha desempeñado un papel protagonista hasta que en el partido ante el Bizkaia Gernika del pasado 17 de marzo una melé derrumbada sobre él le produjo una complicada lesión de rodilla.

 

Hace poco menos de un mes fue operado de los dos cruzados y la  speranza de Diego Merino era poder regresar al equipo una vez se  recuperase de la complicada lesión. De ahí que, según admite, le haya  resultado "duro" tomar la decisión de aceptar la oferta hecha por su  club, su "familia", puesto que aclara que no alternará las funciones  de jugador y entrenador cuando esté plenamente recuperado.

 

No obstante, reconoce que para él supone "un orgullo" que la entidad  quesera haya pensado en su persona para comandar el equipo de División  de Honor, al mismo tiempo que indica que afronta este "reto" sintiendo  una gran "responsabilidad". "Quiero seguir el camino que han marcado los anteriores entrenadores del VRAC Quesos Entrepinares. Me siento muy respaldado por el club", asegura para concluir Diego Merino, nuevo entrenador del equipo de División de Honor.