Diego Merino no cierra la puerta a ganar títulos con el VRAC

El nuevo entrenador del Quesos Entrepinares ha asegurado en su presentación que la transisión de jugador a entrenador no será fácil, pero que la posibilidad de ganar la liga la temporada que viene está viva.

Hace apenas una semana desde que la dirección deportiva del VRAC Quesos Entrepinares, con el presidente José Antonio Garrote y el director deportivo Miguel Velasco 'Miguelón' a la cabeza, se puso en contacto con Diego Merino con una clara intención, la de ofrecerle el puesto de entrenador.

 

"Se me planteo hace ya unos cuantos días y no fue fácil tomar la decisión. Yo me sentía y casi me sigo sintiendo jugador todavía, a pesar de las lesiones que he sufrido últimamente", ha declarado Merino en su presentación. "Hasta hace nada solo pensaba en recuperarme y de repente me he encontrado con esta oportunidad tan bonita e ilusionante", apuntilla el nuevo técnico, que acudió a su presentación oficial todavía con muletas.

 

A sus 30 años ha entrenado seis temporadas a las categorías inferiores del equipo quesero, por lo que aunque no cuente con experiencia en División de Honor, sí la tiene en el puesto de míster. Él se define a sí mismo como un técnico "bastante diferente a Arbizu". "No sigo la senda de ninguno de los últimos entrenadores que ha habido en el equipo. La intención es mantener la línea que se ha seguido en lo deportivo, pero no pretendo hacerlo igual", asegura.

 

En lo que sí ha sido rotundo Merino ha sido en la posibilidad de ganar títulos para la temporada que se avecina. "Le he pedido al presidente que la plantilla se mantenga y si esta mismo equipo ganó el año pasado dos títulos, ¿por qué no volver a hacerlo esta vez? Creo que no es una exigencia, pero se trata de algo importante".

 

Poco a poco

 

Una vez firmado el sucesor de Lisandro Arbizu, Merino reconoce que ahora toca comenzar a mover hilos para planificar la temporada. "Desde que firmé hasta hoy he tenido un par de compromisos ineludibles, pero a partir de la próxima semana comenzarán los movimientos. Por ahora hay bastante poco planificado", afirma.

 

José Antonio Garrote, maestro de ceremonias de Merino, dejó patente que "más allá de saber que Bertoni será el segundo entrenador y que la contratación de Diego es un proyecto a medio y largo plazo".

 

El máximo mandatario fue un poco más allá hablando de la nueva incorporación. "Es un hombre de nuestra total confianza. A fin de cuentas se lleva dedicando al rugby desde siempre y es un estudioso de este deporte. El año pasado se puede considerar una temporada de transición con Arbizu, esta vez queríamos contar con alguien de casa".