Diego Merino: "Este título es la guinda a la temporada del Quesos"

Diego Merino, entrenador del VRAC. JUAN POSTIGO

El entrenador del equipo quesero quiso destacar la dificultad de toda la campaña, pero la constancia y el buen hacer de sus jugadores.

No se inmutaba Diego Merino a la hora de comparecer ante los medios después de ganar la liga, pese a la alegría del momento y los cánticos de campeones que se oían desde los vestuarios, contiguos a la sala de prensa. Quizá una muestra más de que para el VRAC no hay distracciones, sea la situación que sea.

 

“Hemos salido concentrados, a diferencia de los dos partidos de liga”, comenzaba el entrenador quesero, en referencia a los dos encuentros que perdió su equipo en liga regular ante Hermi El Salvador. “Queríamos presionarles en su campo, porque cuando se meten en el tuyo ya es más fácil que aproveche tus fallos. Ha salido bien, hemos conseguido romper el marcador, la segunda parte no han podido con nosotros, pese a que han empujado”, valoró.

 

“Nosotros planteamos la final a jugar en su campo, pese a que sabíamos que romper el marcador no iba a ser fácil. Al final las cosas salieron, aunque especulamos un poco con el marcador en la segunda”, siguió Merino, antes de incidir en que “llevaban semanas incidiendo en la defensa individual”, una de las claves del partido.

 

PASADO, PRESENTE Y FUTURO

 

Para el entrenador, que en su primer año ha conseguido un histórico triplete de Copa, liga y Supercopa, una de las claves de tan buen temporada estaba clara. “Este año hemos contado con casi cincuenta jugadores, cosa importante para estar a todas las competiciones. Es el trabajo de todos, cuerpo técnico, directivos, afición… no solo somos quince”.

 

Y es que para el entrenador, no pudo haber mejor final de temporada. “Es la guinda al pastel haber ganado, encima en Valladolid contra el rival de siempre, una alegría inmensa. Lo importante es el trabajo, que permite ganar los partidos, y ganando los partidos se llegan a las finales… y después se ganan”, declaró el técnico.

 

¿Y su futuro? ¿Habrá renovación? “Eso habrá que hablarlo con los directivos”, respondió con una sonrisa en la cara.