Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

Dieciséis jóvenes de Valladolid se forman como ayudantes de cocina gracias a Cruz Roja

Cruz Roja Valladolid con la colaboración de Bankia ha organizado el curso 'Operaciones básicas de cocina: elaboración de platos combinados y aperitivos' para formar a 16 jóvenes como ayudantes de cocina.

EMPRESAS VALLISOLETANAS

 

Para este curso de ayudante de cocina, los restaurantes vallisoletanos Le Bistro, NYC Hell's, Eh Voilà!, Marco Polo's Food Experience, La Solana, 4 platos, la residencia Riosol y los hoteles NH Ciudad de Valladolid, Novotel y Olid se han implicado activamente al acoger en prácticas a estos jóvenes.

 

Este proyecto de Cruz Roja se puso en marcha en 2014 con la financiación de Bankia y el apoyo del equipo de personal voluntario y técnico que acompañó a los participantes, y que el año pasado atendió a 100 personas de las cuales 53 encontraron empleo.

 

Bankia colabora con una aportación de 500.000 euros anuales con Cruz Roja Española para la financiación de programas y proyectos de empleo en 16 provincias de todo el territorio, que permiten "mejorar la empleabilidad y favorecer la inserción laboral" de jóvenes en dificultad social, familias con todos sus miembros en paro y personas mayores de 45 años afectadas por la crisis.

Los módulos del curso han incluido diferentes tipos de alimentos, técnicas de preparación, decoraciones básicas y otros aspectos como manipulación, conservación y mejora de la calidad en la elaboración y presentación de los platos, así como la realización de prácticas profesionales no laborales, según ha explicado Cruz Roja en un comunicado recogido por Europa Press.

 

En este curso, en el que han participado 16 personas de la provincia, forma parte del proyecto 'Itinerarios sociolaborales para jóvenes de baja o nula cualificación', financiado por Bankia, que se incluye en el Plan de Empleo de Cruz Roja en Valladolid.

 

Este plan está dirigido a personas de entre 18 y 30 años sin apenas formación, capacitación profesional y con escasa o nula experiencia laboral y que "en la mayoría de los casos" tienen además problemáticas sociales añadidas.

 

La finalidad del proyecto es favorecer y "mejorar la inserción sociolaboral" de los jóvenes a través de "respuestas personalizadas" que contemplan acciones de orientación, formación e intermediación laboral que se adecuan a sus "competencias personales y técnicas" para aumentar su "motivación para la búsqueda de empleo" y sus posibilidades de acceso al mercado laboral.