Detienen en Elche a una mujer en búsqueda y captura por 'hurto cariñoso' en Valladolid

La mujer ha sido detenida junto a otras tres personas en una operación puesta en marcha por la Policía Nacional que ha desarticulado un entramado criminal, que se dedicaba a estas fechorías por medio del conocido 'hurto cariñoso'

La Policía Nacional ha desarticulado un entramado criminal compuesto por cuatro personas, dos hombres y dos mujeres, especializados en cometer el conocido como hurto cariñoso en la ciudad de Elche.

 

Del análisis de los seis hechos esclarecidos en la ciudad de Elche se ha comprobado que todos siguen el mismo patrón, que consistía en la actuación de dos mujeres, integrantes del grupo criminal desarticulado, abordaban en la vía pública a personas mayores, con el falso pretexto de  preguntar por la  dirección de un centro médico o similar, al tiempo que se le aproximaban para darle besos y acariciarle las manos, momento que aprovechaban para sustraer al descuido anillos, colgantes, relojes o cualquier objeto de valor que portaran encima en ese momento.

 

En ocasiones, no dudaban en emplear la violencia en el caso que las víctimas se percataran de sus intenciones, ya que de cerca les vigilaban dos varones a bordo de un vehículo preparados para intervenir o en su caso facilitar la huida rápidamente.

 

También utilizaban otra modalidad para llevar a cabo este delito, y es el ofrecimiento de regalos tales como piezas de bisutería, aprovechando la colocación de estos abalorios para cometer las sustracciones de las joyas de valor.

 

Se trataba de un grupo criminal asentado en la localidad madrileña de Parla, si bien, se tuvo constancia a raíz de las investigaciones policiales que se el entramado se desplazaba de forma itinerante por todo el territorio nacional al objeto de cometer este tipo de delitos y dificultar su identificación y posterior detención.

 

La operación se llevó a cabo a raíz de una información facilitada por un agente franco de servicio, el cual observó como desde el interior de un vehículo salían varias mujeres las cuales se abalanzaron sobre un anciano  en el barrio de San Antón (Elche), abrazándole, besándole y acariciándole. Ante tales hechos, el policía, de paisano y fuera de servicio,  se aproximó al vehículo, pero las mujeres se percataron de su presencia, subiéndose inmediatamente al vehículo en donde les esperaban dos hombres para huir del lugar.

 

El policía comunicó lo sucedido a la Comisaría, solicitando el apoyo de más agentes. Inmediatamente se estableció un dispositivo policial por parte de la Brigada de Policía Judicial de Elche, cercando las posibles direcciones de huida del grupo criminal.

 

ORDEN DE CAPTURA EN VALLADOLID

 

Los agentes localizaron el vehículo fugado momentos después de la comisión del hecho delictivo, al que le dieron indicaciones para detenerse su marcha, haciendo caso omiso a las indicaciones de los agentes.

 

Los detenidos, intentaron zafarse de los agentes realizando diferentes maniobras evasivas y peligrosas a bordo del vehículo, acelerando y cambiando de sentido de forma brusca, llegando incluso a envestir al vehículo policial para intentar perpetrar la fuga.  Finalmente la persecución culminó con la detención de los cuatro miembros del grupo criminal

 

Una vez arrestados, se comprobó que una de las detenidas tenía en vigor una orden de búsqueda y detención por parte de una Comisaría de Distrito de Valladolid, donde también se le identificó como la autora de un delito del denominado hurto cariñoso.

 

En el momento de la detención se intervinieron en el interior del turismo, 19 cordones de color dorado, un juego de pendientes dorado con perlas, 3 cordones de perlas que habían escondido en bajo el forro de uno de los asientos traseros del vehículo.

 

La investigación sigue abierta y hasta la fecha se han esclarecido seis hechos delictivos de similares características cometido en la localidad de Elche y dos en Valladolid, no descartándose el esclarecimiento de más delitos cometidos por este grupo delincuencial. 

 

La Policía Nacional recomienda para prevenir la comisión de este tipo de hechos delictivos desconfiar de aquellas personas que se acerquen preguntando por la dirección del algún centro médico o similar, sobre todo cuando algunos personas ofrezcan conductas de agradecimiento que consistan en abrazos, tocamiento u ofrecimientos de regalos, ya que este es el procedimiento típico observado en este tipo delitos, sobre todo se eligen a víctimas de avanzada edad como objetivo.

 

Los detenidos, con edades comprendidas entre los 21 y 29 años, todos ellos de nacionalidad rumana y con antecedentes penales por hechos similares, fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Elche.