Detienen al responsable de un bar por utilizar a una menor para realizar 'striptease' a los clientes

Agentes de la Policía Local de Málaga han detenido al responsable de un bar del centro, un hombre de 43 años y de nacionalidad extranjera, como presunto autor de un delito de corrupción de menores, ya que utilizaba a una joven de 17 años para realizar 'striptease' a los clientes. El establecimiento ha sido cerrado cautelarmente.

MÁLAGA, 31 (EUROPA PRESS)



Los hechos tuvieron lugar en la madrugada del pasado sábado en un bar de copas situado en la calle Convalecientes, donde, tal y como los agentes pudieron comprobar, se estaban realizando espectáculos de 'striptease' tanto en un escenario como en una habitación privada, según ha informado en un comunicado la Policía Local.

Una vez en el lugar, los policías locales procedieron a la identificación del responsable del negocio y de los trabajadores, entre los que había tres chicas de nacionalidad española que hacían las veces de 'stripers'. Dos de ellas no tenían ningún tipo de documentación, pudiendo ser por su apariencia menores de edad.

Al parecer, las jóvenes cobraban 20 euros por noche por bailar y realizar 'striptease' en el escenario del interior del local, compuesto por una tarima elevada y una barra vertical. Además, parece ser que también llegaban a realizar desnudos completos en una habitación privada, por los que se cobraba 40, 60 u 80 euros, por 10, 20 o 40 minutos, respectivamente, repartiéndose los beneficios entre las bailarinas y el establecimiento.

La joven documentada y una de las indocumentadas eran mayores de edad, de 20 y 22 años, aunque la tercera de ellas solo tenía 17 años, por lo que fue trasladada a su domicilio y entregada a su madre, que fue informada de los hechos.

Además, los policías locales pudieron saber que la menor consumía de forma habitual bebidas alcohólicas en el interior del establecimiento, han precisado las fuentes citadas.

Ante los hechos, los policías locales procedieron a la detención del responsable del local, así como a su traslado a dependencias policiales, siendo ingresado en calabozos para, posteriormente, ser puesto a disposición judicial.

INFRACCIONES

Asimismo, los agentes levantaron la correspondiente acta de denuncia al establecimiento, haciendo constar las infracciones correspondientes, tales como carecer de permiso de música, permitir el consumo de alcohol a menores, no tener seguro colectivo de accidente obligatorio y realización de 'striptease' público de menores.

Según lo expuesto, los policías locales procedieron al cierre cautelar de 72 horas del establecimiento, solicitando el estudio y valoración para la clausura ajustada a las infracciones descritas, tanto de tipo administrativo como penal.