Detienen a una quincena de personas por robar 60 toneladas aluminio durante años a una empresa

La Guardia Civil ha desmantelado la organización en Valladolid y Segovia. El responsable de la empresa denunció la sustracción de aluminio, unas 60 toneladas, valoradas en 50.000 euros.

Efectivos de la Guardia Civil han detenido en Valladolid y Segovia a 15 personas por robar durante años unas 60 toneladas de aluminio de una empresa ubicada en el municipio de Mojados, con la que la mayoría tuvieron relación laboral, para después vender el material.

  

En concreto, la operación, denominada 'Alumo', se ha desarrollado en localidades de las provincias de Segovia y Valladolid y ha permitido desmantelar una organización dedicada al robo de aluminio, con la detención de 15 individuos a los que se les imputan delitos de robo continuado, receptación y usurpación de estado civil, han informado a Europa Press fuentes de la Guardia Civil.

  

Las investigaciones de la Guardia civil comenzaron a raíz de tener conocimiento mediante una denuncia presentada en el Puesto de Mojados por el responsable de una empresa, el cual denunciaba la sustracción de aluminio, unas 60 toneladas valoradas en 50.000 euros.

  

Una vez se inspeccionó el entorno de algunos trabajadores de la empresa, se sospechó que se sustraía, desde hacía años, aluminio para venderlo en empresas relacionadas con el metal de las provincias de Valladolid y Segovia.

  

La investigación se ha desarrollado en dos fases, en una primera se procedió a la detención de un trabajador de la empresa, el pasado día 4 de junio, tras inspeccionar diferentes gestores de residuos, chatarrerías y desguaces. El individuo presuntamente había sustraído y vendido en una chatarrería de la provincia de Valladolid 11.000 kilogramos de aluminio entre los meses de febrero y mayo del presente año.

 

VENDEDORES DE MOJADOS

  

En la segunda fase de explotación de la operación, tras "arduas" gestiones de investigación el Equipo de investigación de la Guardia Civil de la Compañía de Medina del Campo, se localizó una chatarrería en la provincia de Segovia, donde tenía en sus registros grandes cantidades de entrada de aluminio en los últimos cinco años y llamó la atención de los investigadores que la mayoría de los vendedores eran vecinos de Mojados o sus alrededores.

  

Tras un examen exhaustivo de todas las documentaciones inspeccionadas en chatarrerías, desguaces y empresas de gestión de residuos de las provincias de Valladolid y Segovia, se ha podido proceder a la detención por participación directa de un total de 15 personas, la mayoría de las cuales han tenido relación laboral con la empresa denunciante.

  

Dos de los detenidos son los responsables de dos empresas de recuperación de metales de las provincias de Valladolid y Segovia por delitos de receptación de material robado.

  

Fuentes del Instituto Armado han señalado que la investigación ha sido "muy exhaustiva y minuciosa" y se han encontrado con grandes dificultades, a lo que se ha sumado la gran cantidad de documentación inspeccionada, dado que se ha constatado cómo en muchos de los casos de venta de material robado lo registraban a nombre de terceras personas cuyos documento de identidad los conseguían de los "curriculum vitae" recibidos por la empresa para demanda de trabajo, suplantando así la identidad de éstos sin su consentimiento.

  

La Guardia Civil ha instruido las correspondientes diligencias judiciales que, junto con los detenidos, han sido puestos a disposición judicial.