Detienen a una pareja que vendía hachís y utilizaba al hijo menor de la mujer como "repartidor"

La Policía Nacional ha detenido a una mujer de 32 años y a un hombre de 36 por vender hachís y utilizar a un menor, hijo de la mujer, como "repartidor" entre sus clientes, que también eran "menores de muy corta edad". 

El hombre --que era el padrastro del menor-- comercializaba la droga en el domicilio familiar, mientras que su hijastro quedaba con sus compradores en la calle y en los alrededores de centros educativos. En la casa se ha encontrado casi un kilo de hachís, marihuana, un arma prohibida y objetos que podrían proceder de hechos delictivos.

La investigación policial comenzó a raíz de un robo con violencia e intimidación de un teléfono móvil que realizó el menor. Al efectuar las pesquisas para esclarecer el robo, los agentes se percataron de que estaban ante un menor que "podría vender hachís a otros jóvenes", según el comunicado.

Según ha explicado la Policía, en el buzón de la vivienda aparecieron cuatro tabletas de hachís. En el interior del domicilio se encontraron más tabletas que sumaban casi un kilo y que tendrían un coste de unos 1.200 euros, además de balanzas de precisión, una planta de marihuana preparada para su consumo, un invernadero y semillas de marihuana con sistema de iluminación y ventilación y un puño americano.

Asimismo, también se encontró una gran cantidad de joyas, más de 15 estuches de perfumes, equipos informáticos, televisores y una videoconsola. Los agentes están investigando la procedencia de estos últimos objetos.