Detienen a tres personas de una banda que cometía robos en camiones en Valladolid

Se sorprendió a una persona encapuchada robando en un camión en el polígono El Brizo y ahí comenzó la operación.

Una investigación conjunta del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil ha permitido la detención de tres integrantes de una banda criminal dedicada al robo de la carga de camiones en áreas de servicio y descanso de las provincias de Valladolid, Burgos y Madrid.

  

Según han informado a Europa Press fuentes de la investigación, a los detenidos en la denominada 'Operación Truck' se les imputan siete robos cometidos en camiones estacionados. La operación fue culminada entre el jueves y el viernes de la pasada semana con la detención de una persona de nacionalidad rumana, una iraní y un español, como presuntos autores de delitos de robo con fuerza y pertenencia a organización criminal.

  

Las investigaciones se remontan a meses atrás, cuando se detectó un incremento notable de robos realizados a camiones cargados de mercancías, que se encontraban en estacionamientos de polígonos industriales, así como en áreas de servicio y descanso de las vías de comunicación de la provincia de Valladolid.

  

Para la comisión de los robos, los autores utilizaban otros vehículos que previamente habían sustraído. También, en algunas ocasiones, forzaban las cerraduras de naves de polígonos industriales que se encontraban abandonadas o sin actividad, para almacenar la mercancía sustraída hasta poder darle salida.

  

Dado que esta banda actuaba en polígonos de la capital y de localidades de la provincia de Valladolid, la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía iniciaron una investigación conjunta, con reuniones de trabajo y acciones de coordinación con el fin de erradicar este grupo de delincuentes. Así, se establecieron diferentes servicios preventivos en las zonas más sensibles de ser objeto de este tipo de robos.

  

El pasado día 7 de diciembre, en diferentes polígonos ubicados en el alfoz de Valladolid, en concreto en polígonos situados en Aldeamayor de San Martín y Laguna de Duero, se produjeron hechos de características análogas a los investigados.

  

En concreto, en el polígono El Brizo, fue sorprendida una persona encapuchada que intentaba sustraer un camión que, al verse sorprendida, huyó en un turismo BMW, siendo visto posteriormente en el polígono Las Lobas, de Laguna de Duero. Esa misma noche, se produjo el robo de un camión cargado de productos alimenticios que posteriormente fue localizado en este mismo polígono.

 

ZONAS SENSIBLES

  

Tras un minucioso análisis de la información obtenida la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía intensificaron la vigilancia en las zonas sensibles, se estableció como objetivo prioritario los polígonos del alfoz de Valladolid y de la propia capital.

  

De esta forma, la noche del 10 al 11 de diciembre, es detectada en el polígono Las Lobas, de Laguna de Duero, una furgoneta, de la que se tenía conocimiento que había sido sustraída con anterioridad en la provincia de Burgos, cuyos ocupantes se reunían con los ocupantes del turismo BMW avistado en días anteriores y los de un camión articulado.

  

Se procedió a interceptar a los vehículos, procediendo a la detención de sus ocupantes, si bien, tres miembros de la organización lograron huir, por lo que se continuó con su búsqueda. Los detenidos fueron R.A, de nacionalidad iraní y de 26 años de edad; C.C., de nacionalidad rumana y 36 años y J.S.A, español, de 31 años de edad, todos ellos vecinos de Madrid.

  

Con esta operación se han esclarecido la sustracción de una furgoneta en el Polígono Industrial Villalonquejar de Burgos, sustracción de un camión en el Polígono Los Hoyales de Laguna de Duero (Valladolid), sustracción de un camión en el Polígono San Cristóbal de Valladolid, sustracción de un tracto-camión en el término municipal de Fuensaldaña (Valladolid), sustracción de un remolque en Medina del Campo (Valladolid) y un delito de robo con fuerza en las cosas en una tienda especializada en motociclismo en Zaratán (Valladolid).

  

Asimismo, se han intervenido un turismo marca BMW, una furgoneta, un camión, un tracto-camión, un remolque y 90 cajas que contenían cada una dos quesos curados.

  

La Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía, instruyen las correspondientes diligencias que, junto con los detenidos, han sido puestas a disposición judicial, mientras que lo intervenido ha sido entregado a sus legítimos propietarios. La Operación sigue abierta y no se descartan nuevas detenciones.