Detienen a Rafael Romero, del clan de los Monchines, en un bar de Valladolid con un arma

La detención se produjo sobre las 14.05 horas en el bar 'Esquila', en la calle del mismo nombre, en el barrio de Pajarillos, momento en el que los agentes actuantes ocuparon al 'Monchín' una pistola y dos cargadores municionados.

Efectivos de la Policía Nacional de Valladolid han detenido esta tarde a Rafael Romero Larralde, del 'Clan de los Monchines', por un delito de tenencia ilícita de armas, tras interceptarle en un bar de la capital en posesión de una pistola, según informaron a Europa Press fuentes de la investigación.

  

La detención se produjo sobre las 14.05 horas en el bar 'Esquila', en la calle del mismo nombre, en el barrio de Pajarillos, momento en el que los agentes actuantes ocuparon al 'Monchín' una pistola y dos cargadores municionados, por lo que fue conducido a dependencias de la Comisaría de la Policía Nacional de Delicias.

  

Rafael Romero Larralde fue condenado en 2005 y 2006 por la Audiencia de Valladolid, posteriormente ratificadas por el Supremo, a penas que suman un total de siete años de prisión.

  

La primera de las sentencias, de tres años, hace referencia a hechos ocurridos en julio de 2004, fecha en la que fue detenido en su domicilio de la calle Duero en posesión de 1,70 gramos de cannabis, 10 gramos de hachís, 0,10 de heroína, 27 pastillas de Alprazolan, dos machetes, una navaja de grandes dimensiones y 590 euros, junto con recortes circulares de plástico y útiles para la distribución de la droga.

  

La segunda, traducida en una condena de cuatro años por tráfico de drogas y tenencia de armas, tiene su origen en otra detención de la que fue objeto en junio de 2005, junto a José Luis H.P. ('Pocho'), tras un nuevo registro en el domicilio de la calle Duero, en el que los funcionarios hallaron distintas sustancias y armas diversas, entre bastones, un revólver de gas, otro real de la marca Smith and Wesson, una daga, un machete y otros efectos.

  

Su esposa, conocida por 'La Negra', fue condenada en 2010 a cuatro años de prisión por la Audiencia vallisoletana, que entonces consideró probado que ésta y otros tres colaboradores, también condenados a distintas penas, ejercieron la venta de drogas entre los meses de junio de 2005 y mayo de 2006 desde sendos bajos izquierda y derecha situados en el número 10 de la calle Duero.

  

Dos hijos del matrimonio, José Enrique y Saturnino R.R, fueron igualmente condenados en 2012 a penas de un año de cárcel por traficar en 2011 con hachís en los barrios de Delicias y Las Viudas, actividad para la que contaban con el auxilio de otros tres ciudadanos de origen marroquí, que les abastecían de dicha sustancia. En aquella ocasión el Juzgado de lo Penal número 3 les aplicó la atenuante de drogadicción.