Detienen a cinco personas acusadas de sacar 20.000 euros de cajeros con tarjetas falsas

Efectuaron reintegros en cajeros de efectivo con la tarjeta desactivada, que provocaban la denegación de la transacción y una respuesta errónea del cajero.

Agentes de la Policía Nacional de Valladolid han detenido a cinco personas, todas ellas vecinas de la capital, acusadas de extraer más de 20.000 euros de cajeros automáticos mediante el uso de tarjetas sin tener saldo en las cuentas, según informan fuentes policiales.

  

La detención de entre los días 28 y 29 de julio de A.H.M, con tres antecedentes, M.A.V.J, M.P.V.F, T.V.F y E.M.S, sin antecedentes, se produjo entre los pasados días 28 y 29 de julio fruto de la investigación iniciada a raíz de las denuncias de una entidad bancaria.

  

En ellas, la perjudicada refería que la personas ahora arrestadas, con la intención de defraudar, abrían una cuenta corriente con la excusa de domiciliar las transferencias que recibían por prestaciones sociales. Posteriormente, contrataron de forma 'on line' una tarjeta de débito y las claves para operar por internet, aunque no realizaron ingreso alguno.

  

A partir de este momento efectuaron reintegros en cajeros de efectivo con la tarjeta desactivada, que provocaban la denegación de la transacción y una respuesta errónea del cajero.

  

Al no ser interpretada correctamente, pasaba a modo de funcionamiento 'modo desconocido', 'movimiento off-line' o 'movimiento on line diferido' y de esta forma, al no tener conexión el cajero con su central, realizaban extracciones de efectivo, con el máximo que le permita el limite 'off diario' de la tarjeta, que en este caso fue de entre 150 euros y 600 euros, pese a que su cuenta no tenía saldo o se encontraba en números negativos. Esto provocaba un descubierto en la cuenta.

 

TRES FASES Y DOCE DETENIDOS EN TOTAL

  

Lo estafado por las peronas autoras de los hechos en esta operación asciende a más de 20.000 euros. Como resumen de las tres fases de la investigación, lo defraudado supera los 35.000 euros y los agentes han detenido a un total de doce personas.

  

Los investigadores, como en las fases anteriores, tienen indicios para suponer que las detenidas actuaban como meros testaferros, para lo que aportaban su identidad, solicitando la apertura de la cuenta y la tarjeta de débito, siendo "otro" quien, como autor material e intelectual de los hechos imputados, se aprovechaba de los beneficios de la estafa.

  

Las personas detenidas fueron oídas en declaración y puestas en libertad con cargos.

  

La operación la ha llevado a cabo el Grupo de Delincuencia Económica de la Brigada Provincial de Policía Judicial, de la Comisaría Provincial de Valladolid.