Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

Detenidos ocho integrantes de una banda que robaba en comercios de Santander, Euskadi, Burgos y La Rioja

Ropa incautada durante la operación.

Seis argelinos y dos españoles, todos residentes en Bilbao, integraban el grupo organizado desmantelado por la Policía Nacional y supuesto autor de una veintena de robos perpetrados desde 2010 en comercios de moda y complementos de marca.

Los individuos aprovechaban el cierre a mediodía de los establecimientos para llevarse su botín que, en su mayoría, vendía en Argelia, a donde llegaba por ferry desde Alicante a través de una empresa de ese país que se dedicaba a la exportación e importación.

 

Los integrantes de la banda, detenidos el 10 y 11 de enero en Bilbao y Alicante en la 'Operación Alí Babá', como la ha denominado la Policía, utilizaban el servicio de paquetería de una conocida empresa de autocares con delegación en la estación de autobuses de Bilbao para facturar las maletas cargadas con los efectos sustraídos en Santander, Bilbao Vitoria, San Sebastián, Logroño, Haro, Calahorra (La Rioja) y Miranda de Ebro (Burgos), que llegaban a Alicante en donde eran recogidas por intermediarios, generalmente varones españoles, delincuentes menores, que les daban salida a Alicante.

 

Los efectos robados entre los que había perfumes, ropa y complementos caros --algunos de los bolsos que se han recuperado superaban los 6.000 euros-- se mandaban utilizando una empresa argelina de exportación e importación legal que daba aparente legalidad a los envíos o bien a través del ferry que sale los jueves del puerto de Alicante.

   Así aprovechaban la "ingente masa de personas y vehículos" que transitan allí ese día lo que dificulta el control de las maletas, según han explicado este martes en una rueda de prensa los dirigentes de la investigación, liderada por al Policía Nacional en Cantabria, a través de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta.

 

El pasado octubre se judicializó una investigación policial relacionada con numerosos robos con fuerza en establecimientos comerciales, preferentemente tiendas de moda y de complementos, que se venían cometiendo en Santander de forma periódica, desde 2010 y que presentaban las mismas características, todos se cometían al mediodía, durante el periodo de cierre de estos establecimientos, cuando muchos locales no cierran sus verjas metálicas con lo que los robos se cometían forzando con un destornillador la presilla de la puerta, según ha explicado el inspector jefe del Grupo, Javier Plaza.

 

El Grupo de la Brigada de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de Cantabria, encargado de este tipo de delitos contra el patrimonio, centró entonces su investigación, en un grupo de delincuentes de origen argelino afincado en el País Vasco, lo que le permitió conocer su entramado, y cómo daban salida al producto de los robos.

 

El pasado 10 de enero se tuvo conocimiento de que el grupo iba a marcharse a su país con el producto de la ultima oleada de robos cometidos durante las pasadas fiestas navideñas, por lo se que precipitó la culminación de la llamada Operación Alí Baba.

 

Así funcionarios del grupo de investigación de la Policía Judicial de la Jefatura Superior de Cantabria se desplazaron a Alicante y en colaboración con funcionarios de Crimen Organizado de aquella Comisaría, procedieron a la detención de B.G, de 42 años, y S.M, de 26, domiciliados en Bilbao, cuando se encontraban en la consigna de la estación de autobuses de Alicante.

 

Les intervinieron los equipajes que les habían sido enviados por el procedimiento habitual, el servicio de paquetería de la empresa de autobuses, ya que los delincuentes nunca usaban el mismo transporte en el que viajaba la mercancía a Alicante.

 

Por otro lado, y en colaboración con el Grupo de Crimen Organizado de la Comisaría de Bilbao, durante los días 10 y 11 de enero, se efectuó la detención del resto de los integrantes del grupo criminal, B.A, de 39 años; B.A, de 33; M.B, de 24 años; y K.B, de 34 años, y de los españoles L.M.L.C, de 44 años, y C.M.B.A, de 26, esta última pareja de M.B. Además, se han realizado tres registros domiciliarios en Bilbao y Arrigorriaga, donde se ocuparon numerosos efectos robados.

 

Anteriormente y gracias a la colaboración de la Policía Municipal de Bilbao pudieron recuperarse dos maletas cargadas con el producto de los robos cuando iban a enviarlas a Alicante a través de la estación de autobuses de Bilbao.

 

Todos los detenidos tenían antecedentes por hechos de la misma naturaleza, excepto la pareja española, que carece, y que tras prestar declaración ha quedado en libertad con cargos. Del resto de los detenidos pasaron a disposición cinco y han quedado en libertad con cargos uno de ellos y el resto se encuentra ya en prisión.

 

ROBOS EN SANTANDER

 

El primero de los robos cometidos en Santander tuvo lugar en junio de 2010 en una zapatería de la calle Lealtad, de la que se llevaron zapatos y bolsos por valor de 16.000 euros, al que le siguió dos meses después, en agosto, uno en otra de la calle del Rubio, de la que sustrajeron mercancía por valor de 26.000 euros.

 

En octubre de 2010 el grupo robó en un establecimiento comercial de la avenida Reina Victoria en donde sustrajo gran cantidad de ropa y en noviembre de ese mismo año hizo lo mismo en un comercio de la calle Rualasal, del que se llevó ropa, calzado y bisutería por valor de 16.500 euros.

 

Ya en 2011, se le imputa una tentativa de robo en abril en un comercio de la calle Santa Clara y en mayo un robo en un establecimiento de la calle Calderón de la Barca, del que se llevó ropa por valor de 3.000 euros.

 

En septiembre de ese mismo año, perpetró un nuevo robo en un comercio de la calle Cádiz, del que los integrantes de esta banda sustrajeron ropa por valor de 13.600 euros.

 

El primer robo de 2012 en Santander fue en febrero en un comercio de calle Rualasal, de donde se llevaron ropa. El siguiente fue en noviembre en una perfumería de la calle San Francisco, con 200 artículos de perfumería y cosmética sustraídos.

 

En este robo la Policía Científica de la Jefatura Superior de Policía de Cantabria identificó varias huellas dejadas en algunos de los artículos del comercio que no se llevaron.

 

El último robo en Santander fue este mismo mes de enero en una zapatería de la calle Lealtad, de la que sustrajeron zapatos y bolsos de firma valorados en 9.500 euros. Estos fueron recuperados y una vez reconocidos por su propietario le fueron entregados en depósito.

El delegado del Gobierno en Cantabria, Samuel Ruíz, ha aprovechado la rueda de prensa ofrecida este martes sobre la 'Operación Alí Babá', para felicitar a los policías que han participado en la investigación por el trabajo realizado y para agradecerles su "compromiso con la seguridad de los vecinos" de la capital cántabra y también de Torrelavega.

 

Tras la rueda de prensa, en la que también ha asistido el Jefe Superior de la Policía de Cantabria, Manuel Peña, se han exhibido parte de los efectos robados que han sido recuperados, y cuya cuantía no se ha fijado.