Detenidos en Valladolid dos personas acusadas de robar en el interior de más de 100 vehículos

Se trata de dos hermanos de 23 y 25 años, de nacionalidad búlgara, que sustraían navegadores, gafas de sol de marca y carteras con documentación personal y tarjetas de crédito.

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Valladolid a dos hermanos 23 años y de 25 años por los delitos de robo con fuerza en interior de más de un centenar de vehículos, según han informado a Europa Press fuentes del cuerpo.

  

Los detenidos, de nacionalidad búlgara y sin antecedentes, sustraían navegadores, gafas de sol de marca y carteras con documentación personal y tarjetas de crédito. Posteriormente operaban con las tarjetas bancarias que habían sustraído hasta gastar su límite máximo en casinos y plataformas online situadas en el extranjero.

  

Además, pirateaban redes inalámbricas vulnerables para evitar dejar rastro de sus actuaciones, para lograrlo disponían de hardware y software específico que vulneraba contraseñas hasta un radio de acción de 150 metros.

  

Las investigaciones comenzaron porque entre los meses de marzo y julio del año en curso se detectó una oleada de robos en el interior de los vehículos en garajes comunitarios, en los que se utilizaba siempre el mismo modus operandi. Los robos se producían durante la noche y en la misma franja horaria, fracturaban la ventanilla delantera derecha del copiloto mediante apalancamiento y tras revolver el interior del vehículo, sustraían efectos de una forma selectiva principalmente navegadores, gafas de sol de marca y carteras que encontraba con documentación personal y tarjetas de crédito.

  

Posteriormente con las tarjetas de crédito que encontraban en el interior, al disponer de todos los datos de la víctima y la tarjeta, las utilizaban de forma fraudulenta a través de Internet hasta el límite máximo que permitía la tarjeta.

  

Fruto de las investigaciones y del rastreo de las operaciones efectuadas a través de Internet con las tarjetas bancarias fraudulentas, se pudo comprobar que los autores de los hechos operaban con ellas fundamentalmente en casinos y plataformas online situadas en el extranjero, lo que complicó la investigación, al ser necesaria la utilización de los instrumentos de cooperación internacional, según las mismas fuentes.

 

A TRAVÉS DE INTERNET

  

Asimismo, los investigadores pudieron comprobar que las conexiones a Internet para realizar las operaciones fraudulentas se llevaban a cabo desde distintos domicilios y negocios sin ningún nexo común entre ellos, pero cercanos entre sí, lo que llevo a los Agentes a trabajar bajo la hipótesis de trabajo que los autores de los hechos pirateaban wifis vulnerables, para no dejar rastro de las operaciones.

  

Tras meses de trabajo, los investigadores lograron identificar plenamente a los autores de los hechos y procedieron a su detención el pasado jueves.

  

Después de solicitar el oportuno mandamiento de entrada y registro al Juzgado Instructor se encontró en un piso del barrio de Delicias, donde tenían los autores de los hechos su centro de operaciones, numerosos efectos procedentes de los robos del interior de los vehículos entre los que se encontraron diez navegadores, tres cámaras de fotos, un ordenador portátil, un disco duro externo y varias memorias USB, siete teléfonos móviles y ocho gafas de sol de marca.

  

Se intervino además un ordenador clónico de última generación y dos antenas con las cuales los detenidos accedían a Internet mediante las redes wifi ajenas al vulnerar las contraseñas de las víctimas hasta un radio de acción de 150 metros, para lo que disponían de hardware y software específico, ya que su domicilio no disponía de conexión a Internet.

  

Sólo en la ciudad de Valladolid los autores de los hechos habían accedido a 16 garajes comunitarios donde forzaron un total de 133 vehículos, cifras que se verán incrementadas debido a que se tiene constancia que han perpetrado varios robos en otros garajes en localidades próximas a Valladolid, por lo que se trabaja en coordinación con la Guardia Civil para identificar al resto de las víctimas. Se continúan gestiones por parte de los investigadores con el fin de recuperar el resto de efectos sustraídos.

  

Las pesquisas han sido llevadas a cabo por agentes del Grupo II de la Comisaría de Delicias especializados en la investigación de robos en vehículos y agentes del Grupo de Investigación Tecnológica de la Brigada Provincial de Policía Judicial de  la Comisaría Provincial de Valladolid.