Detenido uno de los más activos distribuidores de series y películas "piratas" en España

La Policía Nacional ha arrestado a uno de los más activos y conocidos distribuidores de material audiovisual pirata en Internet, unas obras cinematográficas se caracterizaban por su elevada calidad y vulneraban los derechos de la propiedad intelectual.

Según ha informado la Policía, los servidores que alojaban estos contenidos vulneraban los derechos de la propiedad intelectual y realizaban aportaciones económicas al detenido en función del número de descargas o visionados en línea por parte de los internautas. Los pagos se hacían mediante transferencias bancarias o sistemas conocidos de intermediación financiera en la red.

Así, se calcula que su actividad ha causado un perjuicio económico de aproximadamente un millón de euros para la industria cinematográfica. En el momento de la detención, el 'uploader' estaba subiendo contenidos ilegales a un servidor situado fuera de España, para posteriormente ser distribuidos.

La investigación se inició cuando un representante del ámbito cinematográfico español presentó una denuncia relatando que se estaban produciendo descargas de series y películas en momentos posteriores a su estreno.

El detenido empleaba diferentes pseudónimos en los servidores en los que delinquía para mantenerse en el anonimato y no ser identificado por los investigadores. No obstante, era muy conocido por los consumidores de estos contenidos de este tipo de contenidos debido a la gran cantidad de obras que compartía, así como por la calidad de las mismas.

Además, se confirmó que era el creador y director de un complejo y prolífico grupo organizado, que actuaba en todo el territorio nacional e incluso tenía ramificaciones internacionales.

Los integrantes del grupo compartían enlaces que enviaban al internauta directamente al visionado de obras objeto de protección intelectual, además de distribuir los contenidos en foros de la misma temática.

Durante el registro domiciliario, los agentes incautaron material y documentación relativa a la existencia de ingresos económicos procedentes de servidores o 'ciberlockers', como remuneración por la actividad ilícita.

En la operación se han acreditado hasta 7.000 euros de beneficios procedentes de solo uno de estos 'ciberlockers', en una investigación realizada por agentes del Grupo Antipiratería de la Brigada Central de Seguridad Informática de la Unidad de Investigación Tecnológica.