Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Detenido un taxista en Peñíscola por atropellar a cuatro ciclistas, dar positivo en cocaína y fugarse

La Guardia Civil ha detenido este martes a un conductor, vecino de Peñíscola (Castellón) y taxista de profesión, acusado de atropellar a cuatro ciclistas, fugarse y dar positivo en la prueba de detección de drogas --en cocaína--, según ha informado el Instituto Armado en un comunicado, que ha precisado que los heridos han sido trasladados al Hospital de Vinaròs, uno de ellos con pronóstico grave.
CASTELLÓN, 9 (EUROPA PRESS)



La actuación se ha realizado a raíz de un aviso recibido esta mañana en el Cuartel de la Guardia Civil de Benicarló, en el que se informaba de un atropello sucedido a las 7.15 horas en la carretera CV-1406, a la altura del kilómetro 2,7, en el municipio castellonense de Peñíscola.

Hasta el lugar de los hechos se han desplazado varias patrullas de la Guardia Civil, que han comprobado que había cuatro ciclistas heridos, tras haber sido atropellados, supuestamente, por un vehículo que circulaba en sentido contrario y cruzó toda la vía de un extremo al otro hasta que los arrolló y se dio a la fuga.

Asimismo, en el lugar de los hechos se personaron los servicios sanitarios, quienes trasladaron a los heridos al Hospital de Vinaròs, uno de ellos con pronóstico grave. La Guardia Civil desplegó un dispositivo para la localización del supuesto autor de los hechos que finalizó cuando éste se entregó en el Cuartel de la Guardia Civil de Benicarló al saber que estaba siendo buscado.

Al conductor, de 48 años, se le realizaron las pruebas de alcoholemia y de detección de drogas y dio negativo en la primera y positivo en la segunda --en cocaína--. Por dicho motivo se procedió a la detención del hombre, al que se le imputan los delitos de conducción temeraria, conducción bajo la influencia de sustancias estupefacientes y omisión del deber de socorro. El detenido, en unión de las diligencias instruidas, ha pasado a disposición del juzgado de instrucción número 3 de Vinaròs.