Detenido un matrimonio en Valladolid por traficar con cocaína en lugares de alterne de la capital y provincia

 La Policía Nacional, en el marco de la 'Operación One', detuvo a un varón de 30 años, L.A.P.C, nacido en la Republica Dominicana y nacionalidad española, y a su mujer, G.M.L.G., de 34 de nacionalidad dominicana, como responsables de un presunto delito de tráfico de drogas, según informaron fuentes policiales.

Las investigaciones se iniciaron a mediados del mes de junio cuando agentes policiales tuvieron conocimiento de que un sujeto de origen sudamericano que vivía en una urbanización de una localidad cercana a Valladolid se estaría dedicando a la venta de cocaína en la capital y provincia, especialmente en locales de alterne.

 

Durante el desarrollo de la investigación se pudo comprobar que el principal investigado se dedicaba al transporte de prostitutas a distintos clubs y, aprovechando los contactos que tenía en los mismos, distribuía sustancias estupefacientes que éstas compartían posteriormente con los clientes.

 

UNA VIDA MUY AUSTERA

  

Esta actividad la desarrollaba desde primera hora de la mañana y, en la mayoría de los días, hasta altas horas de la madrugada. Para ello tenía una dedicación absoluta, llevando en su vida diaria una gran austeridad, evitando llamar la atención.

  

Además de las ventas en los establecimientos, también distribuía puntualmente a clientes de la ciudad, a los cuales proveía en las proximidades de su domicilio o de locales de ocio.

  

Los agentes consiguieron interceptar varias transacciones de droga, comprobando como en muchas de ellas era acompañado por su mujer. A raíz de ello, se procedió a realizar un dispositivo al objeto de localizar y detener a los investigados, culminando el mismo con el registro del domicilio del matrimonio.

  

Como resultado del registro domiciliario se han logrado intervenir 220 gramos de cocaína, cantidad suficiente para vender más de 800 dosis, 2.210 euros en efectivo, un vehículo con habitáculos que utilizaba para el transporte de la droga, ocho móviles, así como numerosos efectos y documentos relacionados con la elaboración y venta y distribución de las sustancias estupefacientes.

  

Los detenidos, una vez finalizada la tramitación del correspondiente atestado policial, serán puestos a disposición de la autoridad judicial.