Detenido un ganadero por la muerte de 21 vacas de hambre y sed

Vacas estabulación

La Guardia Civil de Cantabria ha detenido al propietario de una estabulación del pueblo de Barros, en los Corrales de Buelna, como presunto autor de un delito de maltrato y abandono animal.

Según ha informado, la Guardia Civil había comenzado una investigación sobre dicha estabulación al tener conocimiento de falta de higiene en el lugar, al encontrarse los pozos de purín anegados y rebosando sobre los pasos de servidumbre.

Con esa información, se contactó con los servicios veterinarios del Gobierno de Cantabria y ayer martes por la mañana, sobre las 09.00 horas se realizó una inspección en la estabulación, en la que no se quiso personar su titular, localizando en el interior de la misma 21 reses muertas mezcladas con los excrementos y purines de las cuadras.

En la instalación ganadera también se encontraron otros 21 animales de ganado vacuno "en un estado lamentable", al borde de la muerte por inanición, sin comida ni agua en los abrevaderos, por lo que los servicios veterinarios instaron al traslado de los animales.

Esta mañana la Guardia Civild e Los Corrales de Buelna ha detenido al propietario de la estabulación, con iniciales M.R.Q., como presunto autor de un delito relativo a la protección de la flora y fauna, por maltrato y abandono de animales.

También se ha procedido al precinto de la estabulación, a disposición judicial y de las autoridades competentes del Gobierno de Cantabria.

Además, la Guardia Civil está elaborando se informes denuncias en materias relacionadas con el medio ambiente, residuos, vertidos, sanidad animal y documentación agrícola.