Detenido tras un intento frustrado de robar en un restaurante con una pistola eléctrica

La Policía Municipal de Zamora ha detenido a un hombre con antecedentes que pretendía robar en un restaurante donde había trabajado. El ladrón fue repelido por dos camareras, pero llevaba encima una pistola 'taser' y bridas para maniatar a las empleadas.

La Policía Municipal de Zamora ha detenido a un hombre como presunto autor de un delito de robo con violencia e intimidación al ser interceptado cuando intentaba robar en un restaurante en el que había trabajado como camarero. Los hechos se produjeron sobre las 8.45 horas de este domingo, cuando un hombre encapuchado y con una pistola eléctrica diseñada para incapacitar a cualquier persona mediante descargas eléctricas entró en un restaurante del centro de la ciudad con el objeto de llevarse la recaudación.

 

El encapuchado sabía que a esas horas este establecimiento dispondría de dinero en efectivo fruto de la recaudación del día anterior, ya que había trabajado como camarero durante unos meses en el mismo y con el que tenía, según su relato, cuentas pendientes con la dueña de la empresa. Una vez dentro del local, las dos empleadas que sacaban las mesas para instalar la terraza, al verlo y "en un acto de extrema valentía", lo empujaron hacia el exterior, por lo que el atracador no consiguió cerrar la puerta por dentro, como era su intención.

 

Una vez en la calle, empezaron a gritar pidiendo ayuda, por lo que acudieron dos agentes de Policía Municipal que, "de forma inmediata", procedieron a la detención de J.M.A. por un presunto delito de robo con violencia e intimidación. Al detenido se le intervino un pasamontañas, un arma "taser", cinta de embalar y varias bridas con las que presuntamente pretendía inmovilizar y maniatar a las empleadas.

 

Las mismas fuentes han informado de que la de este domingo no es la primera vez que esta persona es detenida por hechos similares ya que cuenta con varios antecedentes por robo con violencia, lesiones o estafa, y tiene pendiente su ingreso en la prisión de Topas por orden del Juzgado de lo Penal de Zamora. El detenido ha sido puesto a disposición judicial antes de su ingreso en prisión, donde fue conducido tras los trámites judiciales correspondientes.