Detenido tras ser sorprendido con 800 gramos de hachís ocultos en el capó del coche

Tabletas de hachís incautadas por la Guardia Civil.

La Guardia Civil detuvo a un varón de 37 años, F.O.A, como presunto autor de un delito de tráfico de drogas, tras ser sorprendido en posesión de 800 gramos de hachís que transportaba en el interior del vehículo que conducía.

Los hechos hoy conocidos ocurrieron a las 13:30 horas de este pasado martes, en el marco de las acciones previstas por la Comandancia de Burgos dirigidas a la prevención, persecución y erradicación de actos dirigidos contra la seguridad ciudadana y el tráfico de drogas.

 

Así, la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia (Usecic) desplegó un dispositivo en una carretera próxima a la capital e interceptó un vehículo, momento en el que los agentes observaron que el conductor mantenía una conducta esquiva y mostraba un inusual nerviosismo.

 

Ante ello, los guardias inspeccionaron superficialmente el maletero y el interior del vehículo, sin encontrar nada que pudiera ser sospechoso.

 

Al solicitar la apertura del capó del motor, el conductor alegó que se encontraba averiado. Sin embargo, uno de los agentes los agentes consiguió finalmente abrir el referido capó y localizó una bolsa de plástico en uno de los huecos existentes junto al amortiguador.

 

En el interior de la bolsa se localizaron ocho tabletas de una sustancia compacta de color marrón, compatible con el hachís en cuanto a textura y olor se refiere. Un primer análisis arrojó positivo en este tipo de estupefaciente, que arrojó un peso de 800 gramos, por lo que el poseedor de la sustancia fue detenido.

 

Las diligencias instruidas por el E.D.O.A. de Policía Judicial serán entregadas en el Juzgado de Instrucción Nº 2 de Burgos.