Detenido por vender marihuana a menores a las puertas del colegio y causar problemas de salud a dos niñas

Distribuía la droga realizando los contactos a través de  aplicaciones de mensajería telefónica. Dos niñas sufrieron problemas estomacales por su consumo e incluso una de ellas tuvo que ser intervenida quirúrgicamente. 

La Guardia Civil del Puesto de Tordesillas ha procedido a la detención de JC.P.D., de 21 años de edad y vecino de Tordesillas como autor de un delito de tráfico de drogas.

 

La detención se ha producido como consecuencia de las investigaciones de la Guardia Civil, en concordancia con el Plan Integral de Prevención y respuesta al Consumo Minorista de Drogas en Centros Educativos y sus Entornos.

 

Desde principio del actual curso escolar la Guardia Civil ha realizado diferentes entrevistas con la asociación de padres de alumnos así como el claustro de profesores, al tener conocimiento de unos rumores en la localidad, del consumo de marihuana de varios menores.

 

Una vez comenzaron las gestiones de investigación se logró la identificación de un total de cinco niñas menores de edad (entre los 12 y 16 años), que por su comportamiento podrían estar consumiendo algun tipo de droga (ausencias a clases injustificadas, cambios de comportamiento y humor tanto en el ámbito escolar como en el familiar, etc), llegándose a dar la circunstancia de que dos de ellas en el último mes habían sido ingresadas de urgencia por problemas estomacales llegando a una de ellas a ser intervenida quirúrgicamente.

 

La Guardia Civil tomó varias declaraciones con el fin de poder localizar e identificar al "camello",  así como obtener pruebas objetivas de la incitación que aquél hacía a las menores.

 

Una vez obtenidas por los investigadores pruebas suficientes para poder identificar al autor del delito, se  le hicieron varios seguimientos en diversos lugares de la localidad (exteriores de colegios, parques públicos, puerta de acceso a la biblioteca, etc), no albergando ninguna duda que era él único responsable de los delitos.

 

Había facilitado el consumo a las mismas llegando, incluso, en algunas ocasiones a ofrecer la droga de forma gratuita para garantizarse "clientes".

 

Una vez detenido y tras realizar un registro domiciliario se le obtuvieron pruebas concluyentes de la vinculación de aquél con el mundo de la droga, se intervinieron cogollos de marihuana, báscula, papelillos, máquina de liado de porros y bolsitas de marihuana ya dispuestas en dosis para su venta.