Detenido en Valladolid por usar los datos de su vecina y hacer que le llegaran pedidos de Internet

Agentes de la Policía Nacional han detenido la semana pasada en Valladolid a un hombre de nacionalidad española por un presunto delito de coacciones. 

La víctima puso en septiembre de 2015 una denuncia donde relataba que  estaba recibiendo en su domicilio y a su nombre numerosos pedidos de todo tipo realizados a través de internet y los cuales debía pagar contra-reembolso, situación que le estaba generando un gran desasosiego y angustia al desconocer la identidad de la persona que estaba llevando a cabo esta conducta.

 

La situación se ha prolongado prácticamente  hasta el día de la detención, el pasado jueves día 31, llegando a recibir la denunciante en su casa alrededor de 80 pedidos de diferentes empresas y productos como ropa, comida, libros o electrónica.

 

Fruto del análisis tecnológico exhaustivo de la información  obtenida de las diferentes páginas desde las que se realizaban los encargos se logró identificar y, posteriormente detener al autor de los hechos, tratándose de un vecino del inmueble de la víctima quien reconoció ser el autor de los cuantiosos pedidos ante la Policía Nacional si bien no dio ninguna explicación coherente de la motivación que le llevó a ello.

 

Asimismo, la Policía Nacional informa que desde la entrada en vigor de la Ley Orgánica 1/2015 por la que se reforma parcialmente el Código Penal, se introduce un nuevo artículo que es el 172.ter) que castiga con pena de prisión el que acose a una persona llevando a cabo de forma insistente y reiterada, y sin estar legítimamente autorizado y de este modo, altere gravemente el desarrollo de su vida cotidiana al que mediante el uso indebido de sus datos personales, adquiera productos o mercancías, o contrate servicios, o haga que terceras personas se pongan en contacto con ella.

 

Tipo penal que encaja perfectamente en la conducta llevada a cabo por el detenido quien carecía de antecedentes policiales siendo puesto en libertad con cargos tras prestar declaración en las dependencias policiales.

 

La investigación ha sido realizada por el Grupo de Investigación Tecnológica de la Brigada Provincial de Policía Judicial, pertenecientes a la Comisaría Provincial de Valladolid.