Detenido en Valladolid el propietario de un bar con casi 600 gramos de hachís que vendía a jóvenes

Se localizaron unos 100 gramos de hachís ocultos en el interior de una caja de zumos que se encontraba entre otras bebidas en la cámara frigorífica.

Efectivos del Cuerpo Nacional de Policía han detenido al propietario de un bar situado en el barrio vallisoletano de Delicias en posesión de casi 600 gramos de hachís, droga que presuntamente vendía a jóvenes de la zona, han informado a Europa Press fuentes policiales.

  

En concreto, en el marco de la operación 'Garras' se ha detenido a J.G.F.S, de 45 años y con antecedentes por tráfico de drogas, como presunto autor contra la salud pública.

  

Las investigaciones se iniciaron a principios del mes de septiembre coincidiendo con el inicio del curso académico en colegios e institutos próximos, cuando comenzó a detectarse en la Plaza del Carmen y en la zona comercial de la Avenida Segovia un incremento de consumo de sustancias estupefacientes, especialmente de hachís.

  

Como consecuencia de ello se realizaron vigilancias en el barrio de Las Delicias y se comprobó la afluencia de un buen número de jóvenes que acudían a un bar situado en la Calle Delicias con Mariano José Larra, de donde salían con trozos de hachís, que a menudo consumían en lugares próximos.

  

En base a todo ello los agentes de la Policía Judicial, comprobaron que era el propietario del establecimiento quién proporcionaba el hachís a las personas que acudían al bar y los "porros" se consumían en muchas de las ocasiones en la propia puerta del establecimiento.

 

DROGA OCULTA EN EL BAR

  

Tras realizar varias interceptaciones de droga a compradores, se estableció un dispositivo de vigilancia en el que se llevó a cabo la inspección del establecimiento. En el mismo se localizaron unos 100 gramos de hachís ocultos en el interior de una caja de zumos que se encontraba entre otras bebidas en la cámara frigorífica.

  

A continuación, tras practicar la detención del investigado, los agentes registraron una casa molinera situada en una calle cercana donde localizó medio kilo de hachís en cinco placas de cien gramos con la inscripción "H", 2.700 euros así como numerosos efectos relacionados con la elaboración y preparación de las dosis y diversos aparatos de electrónica.

  

Tras finalizar las pertinentes diligencias policiales el detenido ha sido puesto este sábado a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia de Valladolid. La investigación y la operación ha sido desarrolla por agentes del Grupo VIII de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría Provincial de Valladolid.