Detenido en Tudela tras embestir con su vehículo a un coche patrulla de la Guardia Civil

La Guardia Civil del Subsector de Tráfico detuvo a un varón de 30 años, J.J.S.M, vecino de Pulpi (Almería), como autor de los delitos de atentado a agente de la autoridad y dos contra la seguridad vial, tras embestir con su vehículo a un coche patrulla con el fin de eludir un control de alcoholemia.

Los hechos se produjeron la pasada noche cuando la Guardia Civil de Tráfico realizaba un punto de verificación de alcoholemia en la carretera CL-600, en Tudela de Duero. Fue entonces cuando el ahora detenido, con el fin de evadir el control, realizó una maniobra brusca e intencionada para darse acto seguido a la fuga.

 

En su huída realizó una conducción temeraria a través de la travesía de Tudela de Duero, poniendo en grave riesgo la integridad física de terceros pues, a pesar de ser horas nocturnas, había mucha gente por las calles al encontrarse en fiestas la localidad.

 

Establecido un dispositivo de localización, el infractor fue detectado en una de las salidas de Tudela de Duero. Sin embargo, para evitar ser detenido, embistió bruscamente contra un vehículo oficial de la Guardia Civil que trataba de evitar un mal mayor. El choque fue frontolateral y provocó cuantiosos daños materiales en ambos vehículos, si bien sus ocupantes resultaron ilesos.

 

Posteriormente, la Benemérita logró localizar el vehículo y detener a su conductor, a quien se le imputan un delito de atentado a agente de la autoridad en el ejercicio de sus funciones y dos contra la seguridad vial, uno de ellos por conducir sin permiso por pérdida de puntos y otro por conducción temeraria.

 

La Guardia Civil, que instruye las correspondientes diligencias, puso al detenido a disposición judicial.