Detenido en Palencia el 'clan de los Miami' tras hallar la mayor plantación de cannabis de Castilla y León

Se ha detenido a cinco hombres y una mujer, vecinos de Madrid, en el marco de la operación 'Cusquejos', como presuntos autores de un supuesto delito contra la salud pública, por el cultivo y tráfico de drogas.

Agentes de la Guardia Civil han detenido al jefe de 'Los Miami' y a otras cinco personas más tras la localización de la mayor plantación de marihuana de Castilla y León en la localidad palentina de Alba de Cerrato.

  

Según han informado fuentes del Instituto Armado, en concreto se ha detenido a cinco hombres y una mujer, vecinos de Madrid, en el marco de la operación 'Cusquejos', como presuntos autores de un supuesto delito contra la salud pública, por el cultivo y tráfico de drogas.

  

Así, la Guardia Civil se ha incautado de 5.550 plantas de cannabis sativa (marihuana), una de las mayores incautaciones de plantas de marihuana realizada en la Comunidad Autónoma de Castilla y León, en una finca-plantación, sita en el término municipal de Alba de Cerrato (Palencia).

  

Los detenidos formaban parte de un grupo organizado cuyo cabecilla fundador era el jefe de la antigua banda delictiva 'Los Miami', dedicada al tráfico de estupefacientes y extorsiones, entre otros delitos; también es conocido con el apodo del 'Inmortal' tras salvar la vida después de ser acribillado en su coche en 2004 o 'El cojo', tras perder la pierna en un accidente.

  

Las detenciones han sido posibles gracias a una investigación que se inició tras tener conocimiento de que varias personas afincadas en Madrid, se desplazaban hasta la localidad palentina y podrían estar dedicándose a cultivar marihuana a gran escala.

  

Tras realizar diversas gestiones, la Guardia Civil encontró una importante plantación de cannabis sativa, situada en una finca aislada perfectamente acondicionada, provista de regadío y zona de secado, que era custodiada permanentemente por miembros de la Organización.

  

Entonces, se estableció un "amplio y discreto" dispositivo de vigilancia sobre la misma durante varios meses, donde se logró identificar a los responsables de la plantación.

  

También se han incautado dos vehículos, utilizados para los desplazamientos desde Madrid a Palencia, y se han intervenido navajas, carabinas de aire comprimido y una defensa eléctrica Taser, así como elementos de vigilancia (un telescopio y varias linternas), herramientas y una báscula de precisión.

  

Las diligencias instruidas, junto con los detenidos, droga incautada y efectos intervenidos, han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número siete de Palencia, que ha decretado el ingreso en prisión de tres de los detenidos.